Quitarse la vida nunca es el camino

¿Necesitas ayuda? ¿Conoces a alguien en una situación desesperada?

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Quitarse la vida nunca es el camino

    DENVER - Sentir una tristeza tan profunda que no te deja salir de la cama, o sufrir angustia para socializar con amigos o familiares, son algunas de las señales, según los expertos, de que se ha caído en una etapa depresiva.

    El suicidio es la séptima causa de muerte en Colorado, según los Centros para el Control de Enfermedades. Es la segunda causa de muerte en personas entre las edades de 10 y 34 años de edad.

    Las personas que necesiten ayuda ahora cuentan con una importante herramienta, una línea de ayuda que esta abierta las 24 horas del día, los 365 dias del año. El número es el 1-844-493-8255. También puedes visitar la página web suicidepreventioncolorado.org para más información.

    El gobernador John Hickenlooper anunció el lanzamiento de esta línea telefónica en el 2014 al tiempo que la comunidad estaba de luto por la muerte del famoso comediante Robin Williams, quien según las autoridades, se habría suicidado.

    "Nosotros no queremos perder a una persona más a la tragedia del suicidio, la violencia armada, el abuso de sustancias o enfermedad mental", dijo Hickenlooper en un comunicado.

    No era un secreto que el actor ganador de un Oscar había sufrido por años brotes periódicos de depresión y abuso de drogas y de alcohol. Él mismo hacía referencia a esto en sus monólogos de comedia. 

    Colorado tiene una de las tasas de suicido más altas de la nación. Ocupa el sexto lugar en la lista de estados con más casos, de acuerdo con un reporte publicado en el 2015. En el 2014, el suicidio cobró la vida de 1,058 habitantes en Colorado.

    "Desafortunadamente los amigos o familiares no siempre se dan cuenta. Se excusan. Dicen que sólo están tristes. Finalmente la persona entre en una especie de vacío; se pierde la luz de sus ojos", dijo el sicólogo Néstor Isaac Flores del Centro de Bienestar de Pilsen en Chicago.

    Para este sicólogo esa etapa es la más crucial para la persona, pues muchas veces se pierde el sentido de la vida. El primer paso para mejorar el bienestar mental es que el paciente reconozca su problema.