Celebran día de los osos polares en Denver

El cambio climático amenaza a los osos polares

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Celebran día de los osos polares en Denver
    Adrian DeLaTorre

    El mundo conmemora el viernes el Día Internacional de los Osos Polares, una especie que desde 2008 está considerada bajo amenaza, ya que el hielo marino, hábitat indispensable para su sobrevivencia, se está derritiendo debido al cambio climático.

    Los osos polares son considerados mamíferos marinos ya que pasan la mayor parte de su vida en el hielo marino del Ártico.

    El Zoológico de Denver celebró este día con actividades especiales enfocados en los osos polares Lee y Cranbeary. 

    Además de ser excelentes nadadores, los osos polares pasan más del 50% del tiempo buscando alimento pero menos del 2% de las veces logran atrapar una presa.

    Un estudio reciente realizado al sur del Mar de Beaufort, ubicado en las costas de Alaska y Canadá, muestra que - debido a la falta de hielo marino – entre 2001 y 2010 se perdió el 40% de los osos polares, esto es de 900 a 1,500 osos.

    [Te puede interesar: Osos haciéndose amigos]

    Por otra parte y durante una reciente expedición en 2014 a lo largo de las costas de Svalbard, en el Ártico de Noruega, los científicos del World Wild Fund (WWF) regresaron con tristes hallazgos: una capa de hielo más delgada y muy pocas hembras de osos polares con cachorros.

    Normalmente, los trozos de hielo del mar se unen formando plataformas de hielo pero ahora el agua no está lo suficientemente fría como para que esto suceda.

    Los osos necesitan que las plataformas de hielo marino estén cerca de la tierra para poder cazar focas y regresar fácilmente a sus guaridas. Sin embargo, durante los últimos años las madres con cachorros salen de las guaridas topándose con la sorpresa que las plataformas desde donde cazan y su alimento se encuentran demasiado lejos.

    [Te puede interesar: Sigue de cerca un osito polar]

    Los tempestuosos mares y las extremas temperaturas no fueron obstáculo para realizar una expedición en Svalbard, en 2014, con el fin de monitorear las poblaciones de osos polares. Los científicos, apoyados en la búsqueda con helicóptero, recolectaron información sobre 53 osos y colocaron collares de localización satelital GPS en siete hembras.

    No obstante los resultados, se encontraron muchas menos hembras con cachorros de lo esperado y varios osos adultos en malas condiciones.

    Durante la misma expedición en Svalbard, también se tomaron datos como el peso que tienen y se colocaron etiquetas en las orejas de los osos para recopilar información sobre su ubicación, la temperatura exterior y la cantidad de luz.

    [Te puede interesar: Los inquilinos más tiernos del zoo]

    Los investigadores concluyeron que el cambio climático también está afectando a las focas de Svalbard, principal alimento de los osos polares. Debido a la falta de hielo y la poca acumulación de nieve, las focas buscan otro hábitat, alejándose cada vez más de los osos.

    A pesar de que la expedición en Svalbard ayudó a obtener nuevos datos, aún existen muchas dudas por responder sobre el comportamiento y las poblaciones de los osos polares.

    Es por ello que WWF y sus socios están trabajando directamente con los gobiernos para que se reconozcan y mitiguen los efectos que el cambio climático tiene sobre estas especies.

    [Te puede interesar: Impresionante, oso polar paseando por Londres]

    También WWF cuenta con un programa de localización de osos polares que permite a los equipos de investigación monitorear por satélite a estos animales. Al monitorear los osos, los científicos pueden determinar sus rangos de distribución y estudiar cómo se ha alterado su hábitat debido a los cambios del hielo marino.