Cientos en Boulder llegan al trabajo en inflables