"Hada madrina" hace sueños realidad

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Las almas caritativas de la comunidad realizaron una fiesta en Denver en octubre donde fueron testigos de la felicidad de dos jóvenes que tuvieron que enfrentar muchas barreras antes de cumplir sus quince años. (Published jueves 4 de diciembre de 2014)

    DENVER- Por cuatro años Norma Salas ha sacrificado su propio cumpleaños por la necesidad de otros. La mexicana realiza un evento benéfico anualmente para celebrar un nuevo año de vida.

    “No tengo riquezas, no tengo lujos, no tengo una camioneta del año, pero he visto gente que está más necesitada que yo”, dijo.

    En esta ocasión las beneficiadas fueron dos hermanas, Fernanda y Mirka, que pudieron celebrar sus quinceañeras juntas rodeadas de su familia y amigos.

    Organizar una fiesta hubiera sido imposible para la familia de las jóvenes ya que vienen de un hogar humilde y acababan de pasar por una etapa muy difícil. Fernanda, la menor de las hermanas, había luchado contra el cáncer de sangre por.

    “Después de meses de incertidumbre, de llegar a pensar lo peor, que se nos iba nuestra niña … y ahorita poder celebrar la vida es increíble”, dijo Lidia Rivas, tía de las adolescentes.

    Mirka, a la izquierda, junto a su madre y su hermana Fernanda durante la fiesta en Lunas Event Center. Foto de Norma Salas

    Las almas caritativas de la comunidad realizaron una fiesta en Denver en octubre donde fueron testigos de la felicidad de dos jóvenes que tuvieron que enfrentar muchas barreras antes de cumplir sus quince años.

    La familia proveniente de Chihuahua, México, dijo estar eternamente agradecida por la ayuda de Salas y aquellos que daron de su tiempo y dinero para brindar felicidad a estas adolescentes.