Propietario es acusado de discriminar a familias

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Propietario es acusado de discriminar a familias
    SHUTTERSTOCK
    Arturo Alvarado dijo que muchas personas no pueden percibir cuando están siendo discriminadas.

    Autoridades federales están tras propietarios de un inmueble de Lakewood, a quien acusan de hacer ilegalmente más difícil el acceso a la vivienda para familias que tienen niños.

    El Departamento de VIvienda y Desarrollo Urbano ha iniciado una causa legal contra los dueños y gerentes de Westland Apartments por segregar a los grupos familiares que tienen menores.

    "Esto es importante para mi porque soy padre de tres niños y ver discriminación en el acceso a un hogar en nuestra comunidad es muy doloroso. No creo que deba suceder en este país hoy en día", dijo Arturo Alvarado, director ejecutivo de Denver Metro Fair Housing Center.

    Esta organización sin fines de lucro promueve el acceso equitativo a las viviendas y devela prácticas que atenten contra este propósito.

    Alvarado dijo que muchas personas no pueden percibir cuando están siendo discriminadas.

    "Nunca pensé nada al respecto", dice Jessica Roybal, quien vivió en Westland por un año y a quien, durante el proceso de aplicación, le preguntaron si tenía niños. Al responder que tenía dos, dijo que la llevaron a la parte de atrás del edificio para mostrarle los apartamentos de esa área.

    "Estamos un poco segregados de allí, parece", dijo al apuntar hacia la parte frontal del edificio. Ella y otras familias dicen que casi todas las familias con niños viven en la parte anterior del edificio, mientras que el espacio frontal es ocupado casi por solo adultos.

    Según el Denver Metro Fair Housing Center, al limitar a las familias a un espacio es una violación de la ley de acceso a la vivienda.

    "Fue apenas una sugerencia, no una regla que diga que no aceptamos niños al frente", dijo Roger Loecher, propiertario de Westland Apartments.

    Loecher dijo que la disputa se reduce a aspectos de seguridad, ya que de los dos edificios en la propiedad, el de atrás es más seguro para los niños ya que él piensa que no jugarían en la acera.
    "Pensamos que si tienes niños y si están todos atrás en el mismo edificio juntos, es mejor para las familias", aseveró.

    El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano no estuvo de acuerdo y por eso presentó cargos civiles por discriminación. Por su parte, Loecher dice que hará lo que sea que dictaminen las leyes en el futuro, pero actualmente debe pagar miles de dólares en sanciones civiles.

    "Para empezar: ¿pensábamos que estábamos haciendo algo mal? No", dijo Loecher.

    En el 2013, el Denver Metro Fair Housing Center envío personal a distintos complejos de apartamentos para probar si había prácticas discriminatorias y consiguió que Westland Apartments brindaba menos opciones a familias con menores. Se abrió una queja formal que devino en cargos civiles contra Loecher y el gerente de la propiedad en septiembre de 2014.

    "Uno de los retos más grandes de las personas que son discriminadas es que ellos no saben que están siéndolo, no saben qué hacer, sienten que nada cambiará si se quejan o temen a la retaliación de los propietarios", dijo Alvarado.