Escuelas de Denver contratan a “dreamers”

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    (Published jueves 4 de septiembre de 2014)

    DENVER — Al igual que muchos residentes temporales en Estados Unidos, Alejandro Fuentes Mena vive con incertidumbre mientras la política de inmigración estadounidense es debatida en las cortes, el Congreso y la Casa Blanca.

    Pero mientras espera un fallo definitivo sobre su propio futuro, ayuda a otros jóvenes a construir sus sueños.

    Fuentes, que llegó a Estados Unidos sin permiso cuando era niño, es un profesor de primaria en Denver bajo un programa piloto que recluta a jóvenes inmigrantes como él para que impartan clases a estudiantes en situación de desventaja. Teach for America, una organización nacional sin fines de lucro que opera el programa, cree que personas como él pueden ser ejemplos a seguir para los alumnos.

    [Tema relacionado: Programa abre puertas a maestro latino]

    Fuentes, de 23 años, ha solicitado un permiso laboral y un indulto de deportación bajo la orden presidencial llamada Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés). Los destinatarios de tal suspensión, como Fuentes, también son conocidos como dreamers.

    Fuentes no se vio afectado directamente por una orden judicial de este año que impidió que la Casa Blanca incremente el número de inmigrantes que podrían permanecer en el país de manera temporal. Pero lo dejó preocupado.

    "Si anulan esta parte de la reforma de inmigración, ¿darán marcha atrás y anularán otras partes?", se preguntó.

    Mientras tanto, el programa Teach for America en que está involucrado ha crecido de dos profesores en Denver, donde fue lanzado el año pasado, a 40 docentes en aulas de todo el país, incluidos Arizona, California y Nuevo México. Los 11 profesores en Denver con estatus de DACA representan el grupo más numeroso. Teach for America planea crear más oportunidades para inmigrantes como Fuentes.

    [Tema relacionado: Requisitos para solicitar DACA o DAPA]

    La organización ha estado reclutando y capacitando profesores desde 1989 con la meta de ayudar a alumnos en desventaja al alentar a estudiantes brillantes con título universitario a darles clases.

    Sean VanBerschot, director ejecutivo de Teach for America en Colorado, dijo que el distrito de Escuelas Públicas de Denver era el lugar adecuado para los profesores dreamers debido a su compromiso por reducir una brecha en cuanto a logros entre los estudiantes blancos y los de otras razas. Más de 87,000 alumnos, cerca de dos tercios de ellos hispanos y un tercio de ellos en proceso de aprendizaje del inglés, se encuentran matriculados en escuelas públicas de Denver.

    "Parte de nuestra mayor demanda es para profesores con sólida capacidad bilingüe", dijo Shayne Spalten, directora de recursos humanos para las Escuelas Públicas de Denver. "En el pasado, hemos tenido que realizar un exhaustivo reclutamiento a nivel internacional y nacional para tratar de cubrir esta demanda. Estos profesores traen consigo un extraordinario compromiso docente y experiencias de vida que son similares a las experiencias de muchos de nuestros estudiantes".

    Los detractores cuestionan si el curso de cinco semanas de Teach for America no prepara lo suficiente a los candidatos para el aula y los disuade de buscar una carrera como profesores. Los candidatos se comprometen a dos años de docencia.

    [Tema relacionado: Permitirán trabajar a inmigrantes con visas H-4]

    Keri Dallman, presidente del sindicato de profesores de la Asociación Educativa de Colorado, dijo que algo que Teach for America hace "excepcionalmente bien es reclutar candidatos de calidad.

    Pero si tales candidatos de alta calidad no se quedan en los salones de clase luego de dos años, entonces realmente no hemos resuelto el problema".

    La iniciativa de Denver ha servido de inspiración para que otros distritos tomen en cuenta a los dreamers. En el condado Eagle el director Jason Glass está analizando la posibilidad de contratar profesores con estatus DACA. La mitad de los 6,800 estudiantes de escuelas públicas del distrito son hispanos, y 40% está aprendiendo inglés.

    [Tema relacionado: Soñadores podrían perder permiso de trabajo]

    "Denver definitivamente metió la idea en nuestras mentes", indicó Glass.

    Fuentes era un niño pequeño en Valparaíso, Chile, cuando su madre se marchó a Estados Unidos. A los 4 años de edad la alcanzó en San Diego, y fue criado en Estados Unidos sin un estatus legal. En algunos periodos la familia no contó con casa dado que su madre y su padrastro recibían salarios muy bajos mientras trabajaban construyendo casas, empaquetando fruta y cuidando niños y ancianos.