Demanda por perder dedos en prisión

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Demanda por perder dedos en prisión

    CENTENNIAL — Un hombre que perdió cinco dedos por diabetes mientras estaba en un centro penitenciario del condado Arapahoe presentó una demanda en la que alega que perdió los dedos por atención médica inadecuada.

    La demanda presentada en un tribunal federal argumenta que Correctional Healthcare Companies, el proveedor de cuidados médicos en prisiones, no ofreció un tratamiento médico adecuado a James Neisler.

    El diario Denver Post reportó que a Neisler se le reventó una ampolla en el dedo gordo del pie derecho por usar botas demasiado pequeñas mientras trabajaba en la cocina. Dijo que el personal médico restó importancia a la gravedad que conlleva la lesión para un diabético y esperó un mes antes de trasladarlo a un hospital.

    [Nota de interés: Hispanos, con 50% más riesgo de diabetes]

    El ex asesor financiero de 47 años estaba preso mientras se llegaba a una resolución por cargos menores por violencia doméstica y por conducir en estado de ebriedad. El primero de los cargos fue generado por una disputa durante el entierro de su perro.

    En respuesta a la demanda, Correctional Healthcare Companies argumenta que otras personas fuera de su control, incluido Neisler, podrían haber contribuido en la lesión.

    Funcionarios de la compañía no respondieron solicitudes telefónicas en busca de comentarios.

    Neisler pidió atención médica por primera vez el 20 de julio de 2013, según la demanda. Fue llevado al hospital hasta el 22 de agosto de ese mismo año.

    "El dedo gordo del pie derecho está sangrando, supura y su tamaño es el doble del otro pie", escribió el 12 de agosto. Dos días después, escribió: "El dedo gordo se me está pudriendo y apesta horrible... He rogado para que me lleven a un hospital o una clínica para que me revisen".

    La infección llegó hasta los huesos y los médicos tuvieron que amputarle los dedos del pie derecho para contener la infección.

    [Nota de interés: La increíble fuga que duró 15 segundos]