Forense: chofer muerto sufrió convulsión

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Forense: chofer muerto sufrió convulsión

    LONGMONT - El hombre que murió en un incendio después de estrellar su carro contra un almacén en Longmont, sufrió una convulsión provocada por la cocaína y un analgésico que tenía en su sistema, según un informe del forense del Condado Boulder.

    Carlos Bustillos, de 34 años de edad, murió por la inhalación de humo durante el incendio que ocurrió el 26 de febrero. Los hijos de Bustillos, un joven de 15 años de edad y una adolescente de 13 años, intentaron sacar a su padre del carro antes de que sea rodeado de llamas pero no llegaron hacerlo a tiempo.

    El informe del forense del Condado Boulder, Emma Hall, fue publicado el miércoles. Según la policía de Longmont el día del accidente los hijos de Bustillos dijeron a las autoridades que él pudo haber tenido una convulsión. La policía dijo que el vehículo se detuvo en una intersección y luego aceleró hacia el almacén.

    En un reporte en el Longmont Times-Call, Hall señaló que los niveles de cocaína y del analgésico Tramadol presentes en el cuerpo de Bustillos habrían sido suficientes para provocar un ataque.

    El edificio metálico de 32,000 metros cuadrados estaba vacío desde las inundaciones en Longmont en septiembre de 2013. AA Plumbing había ocupado el edificio en el pasado.

    La policía dijo que en el interior del edificio había estantes de madera y acetileno. Ese producto químico se utiliza en la soldadura y es altamente inflamable.