Saca las mejores fotos de paisajes

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    DENVER-  Lo que más me gusta hacer en Colorado es perderme. Pero me gusta hacerlo con alguien especial. Disfruto montarme en el auto rumbo al oeste, e ir por el camino que mejor se sienta o que más me guste.

    Esto es algo alucinante, ya que siempre termino frente a paisajes que paran mi corazón, y con la compañía de mi mejor amiga esos momentos quedan plasmados para siempre. Me considero muy afortunado, ya que pocos son los estados que ofrecen vistas panorámicas tan gloriosas, diversas y accesibles como este.

    [Fotos: Las ruinas ocultas en el Parque Monte Falcón]

    Por eso nunca ando solo, siempre viajo con esa fiel amiga, quien nunca se queja y siempre está al alcance de mi mano; mi cámara Nikon modelo D200 que he tenido por tanto tiempo que la considero una extensión de mi ojo, que ha sobrevivido golpes, agua, nieve, calor, y a mis niños. Pero con esta cámara o cualquiera se pueden capturar los numerosos tonos, matices cromáticos y texturas que cada curva que el camino impone y revela con toda plenitud. Y no hay excusas—ya que no es necesario gastar en una máquina fotográfica cara ni pretenciosa, cuando cualquier teléfono moderno cuenta con una de calidad comparable a las cámaras de bolsillo de hace tan sólo unos años.

    Estas son algunas de las cosas que te aconsejo hacer para disfrutar mejor los parajes de Colorado:

    • Para el carro y bájate. Los panoramas más espectaculares se encuentran fuera del vehículo, (nunca he visto a un fotógrafo de National Geographic retratando desde su carro, claro, a menos que una bestia lo esté cazando).
    • Busca el lugar más cómodo—y sin tocar la cámara—absorbe y disfruta lo que ves. Luego, halla (caminado) el ángulo que más te agrade, para y gózalo por varios minutos, u horas. Respira y observa.
    • Ahora sí, ya que disfrutas de la belleza natural del paraje que escoges, toma la cámara y encuadra tu nueva obra de arte. Esta cuestión de encuadrar es fácil de visualizar si imaginas que le estás añadiendo un marco a una foto que te apasiona.
    • La mayoría de las vistas son amplias y se despliegan horizontalmente. Por lo tanto, usa tu cámara de manera horizontal (a menos que quieras retratar un árbol, un alce o a tu acompañante montando al alce).
    • Por último, regresa la cámara al vehículo y continúa gozando del paisaje.

    Estas técnicas que hoy comparto contigo me han servido de mucho, tanto con la calidad visual de mis imágenes, y más importante aún, con el retrato mental que me llevo a casa.

    Cuando termines tu recorrido, la magia de Colorado te habrá capturado. Entonces, comparte tu aventura de la manera que más te guste (a mi me fascina imprimir), y tienta a otros a hacer lo mismo, a viajar con tu mejor amiga, y que siempre esté al alcance de tu mano. Te invito a que en ese preciso momento, comiences a planear tu próxima expedición por Colorado... Y piérdete, pero no solo, siempre bien acompañado.