Estilistas pueden ayudar a víctimas de violencia

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Varios estados en el país ofrecen preparación al personal de los salones de belleza para que puedan ayudar a personas que son víctimas de violencia doméstica. (Published lunes 2 de enero de 2017)

    DENVER- La violencia doméstica, nombre que se le da a cualquier tipo de comportamiento abusivo dentro de una relación, es uno de los problemas más graves que enfrentan las sociedades.

    Una de cada cuatro mujeres experimentará violencia doméstica en su vida, según datos de la organización “Safe Horizon” que ayuda a víctimas de la violencia. Una de cada tres mujeres asesinadas cada año, son víctimas de sus compañeros sentimentales.

    Violencia Doméstica

    Violencia Doméstica
    Una de cada 3 mujeres asesinadas al año, era víctima de abuso doméstico.
    (Publicado lunes 2 de enero de 2017)

    La violencia doméstica, sin embargo, es uno de los fenómenos sociales más evidentes y más difíciles de cuantificar, por sus mismas características. La gran mayoría de mujeres que son víctimas de abusos o maltratos ya sean físicos o psicológicos, ocultan su situación.

    Recientemente, el estado de Illinois aprobó una medida bajo la cual estilistas, cosmetólogas, manicuristas y peluqueras deben tomar por ley un curso de preparación contra la violencia doméstica; en su profesión, son muchas las víctimas que acuden para maquillar algún golpe y no es extraño que en medio de un corte, busquen deshaogarse compartiendo su intimidad. La nueva ley se enfoca en darle las herramientas a estas "confidentes," para ayudar y orientar a las potenciales víctimas de abuso doméstico. 

    Existen varias organizaciones en Colorado que ayudan a víctimas de violencia doméstica, ya sea física o psicológica. En este sitio web puedes encontrar una lista de lugares a donde acudir.

    En caso de emergencia, puedes llamar a SafeHouse Denver al 303-318-9989. Esta organización ofrece ayuda en español.

    Además un grupo de mujeres hispanas realizan reuniones para ayudar a personas que enfrenten algún tipo de violencia. Personas interesadas pueden contactarse con los organizadores al 720-404-6017.

    El miedo es uno de los principales componentes de este fenómeno que no sólo afecta mujeres, si no también hombres, jóvenes y niños.

    De acuerdo con estadísticas publicadas por la misma organización, las mujeres entre 20 y 24 años son las más propicias a convertirse en víctimas y cada año más de tres millones de niños en Estados Unidos son testigos de la violencia en sus hogares.

    Los niños que viven en hogares donde la violencia está presente son a su vez –en tasas que van de un 30 a un 60 por ciento- víctimas de abuso y negligencia.

    Más del 60 por ciento de los incidentes que involucran actos de violencia doméstica ocurren en la noche y en la intimidad de los hogares y, de acuerdo con el Departamento de Vivienda y Desarrollo Humano, este fenómeno es la tercera causa de que muchas familias pierdan sus casas en Estados Unidos.

    Los sobrevivientes de la violencia doméstica sufren fuertes episodios de depresión, alteraciones del sueño y ansiedad entre otros problemas emocionales.

    Pero esos son los afortunados, porque son muchas las víctimas de violencia doméstica que terminan en el hospital, en la cárcel o en el cementerio.

    Por eso, ante el primer asomo de comportamientos violentos, es indispensable tomar medidas. La persona que abusa una vez, lo seguirá haciendo; la que maltrata o golpea una vez, lo seguirá haciendo. Lo más importante es que las víctimas entiendan que no tienen que ser víctimas, que existe ayuda y que deben buscarla.

    Para la sociedad, es de suma urgencia asumir que el problema de la violencia doméstica es un problema de todos; no solo de las víctimas.

    Si la violencia doméstica no es enfrentada como un asunto comunitario, las familias tenderán a aislarse más de lo que usualmente están cuando sufren este problema, y las niñas al crecer, tendrán más riesgos de ser abusadas, y probablemente los jóvenes tendrán más tendencias a abusar. Es lo que vieron en casa.

    Si eres víctima o testigo de violencia doméstica, repórtalo y dale a la víctima todo el apoyo que necesite. Puedes estarle salvando la vida.

    En Estados Unidos puedes usar la línea de emergencias para violencia doméstica, llama al 800.621.HOPE, que es 800-621-4673.