Mexicano celebra cumpleaños en iglesia

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Mexicano celebra cumpleaños en iglesia
    Telemundo Denver

    DENVER - Un mexicano que decidió vivir en el sótano de una iglesia de Denver para evitar ser deportado festejó sus cumpleaños junto a su familia el lunes.

    Arturo Hernández García, 42 años, dejó a su esposa y dos hijos y se mudó al sótano de la iglesia First Unitarian de Denver el 21 de octubre. Allá vive en un cuarto con lo necesario para sobrevivir.

    “No es una situación fácil pero pase lo que pase, y si es el único recurso, voy a tener que irme solo”, dijo acerca de la posibilidad de tener que abandonar Colorado. “No sé, mientras mis hijas terminan el año escolar. Es algo que no está en mi mente todavía”.

    Por ahora este inmigrante indocumentado solo le queda esperar y aferrarse a su fe para lograr una solución a su caso mientras pasa los días en este precinto que convirtió en su hogar.

    [Fotos: El dolor de las deportaciones]

    El pastor Mike Morran dice que él pudiera estar violando la ley, pero que planea seguir ofreciendo santuario hasta que cambien las leyes de inmigración.

    El mexicano libra una batalla con inmigración desde el 2010 y según abogados su situación podría complicarse luego de tomar esta decisión.

    “Una persona que no cumple son su orden de deportación puede ponerse en una circunstancia peor pero bajo ciertas circunstancias una persona a veces tiene que tomar la decisión … de quedarse, para tratar de pelear”, dijo el abogado de inmigración Hans Meyer.

    Autoridades del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) citaron el domingo una directriz de no perseguir hasta zonas sensibles a personas buscadas por infracciones de inmigración, como escuelas e iglesias, a menos que exista una necesidad inmediata o excepción, como razones de seguridad nacional o contraterrorismo.

    Existen varios casos similares al de Hernandez. Uno de los más destacados es el de Elvira Arellano, una inmigrante mexicana que se refugió en una iglesia de Chicago por un año para protestar por su expulsión del país.