Misión imposible escapar de Supermax

Capos tras las rejas ni intentarían escapar de esta prisión en Colorado.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Misión imposible escapar de Supermax
    Wikimedia Commons
    La prisión ADX Florence es conocida como Supermax.

    COLORADO SPRINGS – Tras el intrépido escape del capo mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán de una prisión de máxima seguridad en México mucha gente se pregunta si existe un lugar donde el dinero o la influencia de este narcotraficante no lo permitan quedar libre.

    Guzmán escapó por un túnel debajo de la prisión del Altiplano, al oeste de la capital mexicana, en el 2015. Esta no es la primera vez que Guzmán escapa de una prisión.

    De acuerdo con documentos internos de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) obtenidos por The Associated Press, tras su captura en el 2014 Guzmán intentó huir por lo menos en dos ocasiones anteriores del Altiplano.

    Los documentos muestran que en marzo de 2014, agentes en Los Ángeles reportaron una posible operación de escape financiada por otra organización del narcotráfico que opera bajo los auspicios del Cártel de Sinaloa, encabezado por Guzmán, y que involucró el uso de amenazas o sobornos a funcionarios de prisiones.

    Guzmán fue eventualmente capturado el 8 de enero de 2016 en Sinaloa y se espera que sea extraditado a Estados Unidos.

    Mientras que el dinero y la influencia de Guzmán en México facilitó su fuga de la prisión de máxima seguridad, otros conocidos narcotraficantes del Cártel del Golfo y el Cártel de Sinaloa encerrados en una prisión de alta seguridad en Colorado, no podrían replicar las acciones de Guzmán.

    Héctor Luis Palma Salazar, conocido como “El Güero Palma”, quien trabajó junto a Guzmán en el Cártel de Sinaloa cumplió su sentencia en la prisión ADX Florence, conocida como Supermax.

    Esta prisión federal ubicada en el condado Freemont forma parte del Complejo Correccional Federal de Florence. La prisión es hogar de presos considerados peligrosos. Una vez dentro, los prisioneros pasan más de 20 horas al día solos, con muy poca comunicación con personas dentro o fuera de la cárcel.

    Los narcotraficantes Osiel Cárdenas Guillén y Juan Garcia Abrego, del Cártel del Golfo, también cumplen su sentencia en esta prisión, conocida como “La Alcatraz de las Rocosas”. El complejo impenetrable tiene una multitud de cámaras de vigilancia y 1,400 puertas controladas por control remoto.

    La prisión que abrió en 1994, cuenta con 490 celdas individuales con una dimensión de 7 por 12 pies construidas casi enteramente de hormigón. Las celdas están insonorizadas para evitar que los presos se comuniquen entre sí a través de código Morse.

    Una vez dentro, las personas pierden el sentido de dirección lo que convierte en una misión imposible planear un escape, de acuerdo con expertos.

    Varios prisioneros, incluyendo Jesús Vicente Zambada Niebla, del Cártel de Sinaloa, presentaron quejas por el trato en prisiones de alta seguridad en Estados Unidos como Supermax. El aislamiento en celdas pequeñas y oscuras afecta el estado físico y psicológico de estos prisioneros, dijeron abogados de Zambada Niebla.

    Debido a que Guzmán ha escapado de prisiones en tres ocasiones, muchos se preguntan, ¿dónde realmente podría cumplir su sentencia? La respuesta podría ser Supermax. 

    Mira aquí nuestra sección especial sobre narcotráfico.

    Fotos cortesía de Wikimedia Commons.