Incendio fuera de control

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Incendio fuera de control

    Las autoridades luchan contra el aumento gradual del incendio forestal que azota el norte de Colorado y el sur de Nuevo México. Diez aviones cisterna y 400 bomberos tratan de controlar el incendio que recorre cerca de 60 millas cuadradas en una zona montañosa a unos 15 kilómetros al oeste de Fort Collins. Los bomberos han reconocido que necesitan más ayuda, pero no han concretado qué es lo que necesitan. Una persona sigue desaparecida.

    El humo se ha extendido al centro de Nebraska, Kansas y el oeste de Texas. Los residentes en Ruidoso, Nuevo México, están por evacuar si las condiciones empeoran. Cientos de personas han sido evacuadas y decenas de edificios han sido destruidos en los incendios que se han extendido rápidamente, informaron las autoridades. La gobernadora, Susana Martínez, anunció la noche del domingo que había ordenado que otros 100 soldados de la Guardia Nacional ayudaran con las evacuaciones. Helicópteros militares también fueron desplegados para arrojar agua en los dos incendios, además de aviones cisterna. Dan Ware, portavoz de la División Estatal de Nuevo México, dijo que el número de evacuados en Ruidoso llegaba a los cientos, pero no tenía una cifra exacta. Las autoridades manifestaron que fue el peor incendio en el condado de Larimer en unos 25 años. “Los recursos son escasos en estos momentos”, declaró Nick Christensen, de la Oficina del Sheriff del Condado de Larimer.