Obama habla desde Aurora

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Obama habla desde Aurora

    El presidente de EE.UU., Barack Obama, avanzó hoy nuevos pasos de su plan energético, entre los que incluye el impulso decidido del gas natural como combustible de transporte y la licitación de nuevos campos petroleros en el Golfo de México.

    "Tenemos un suministro de gas natural bajo nuestros pies que puede durar casi un siglo. Resulta que somos la Arabia Saudí del gas", destacó Obama en Nevada (oeste de EE.UU.).

    El presidente estadounidense explicó el pasado martes en su discurso sobre el Estado de la Nación su estrategia basada en la exploración de todos los recursos energéticos disponibles, no solo el petróleo, para generar empleos en EE.UU. y reducir la dependencia del suministro exterior.

    "Imaginen un país en el que más automóviles y camiones se mueven gracias al gas natural doméstico que al petróleo extranjero", afirmó.

    Obama se dirigió así a los asistentes a un acto en una de las plantas del gigante de servicios postales UPS en Las Vegas, a la que puso como ejemplo de optimización de su flota de transporte en la que muchos de sus vehículos han pasado a utilizar el gas natural como combustible con apoyo federal.

    UPS aprovechó la visita del mandatario para anunciar la inauguración de la primera autopista de gas natural licuado en el país, con estaciones de suministro de este combustible, entre Los Ángeles, California, y Salt Lake City, Utah, de más de 1.000 kilómetros.

    Asimismo, subrayó el compromiso del Gobierno con este combustible con la oferta de incentivos fiscales para aquellas empresas que decidan adquirir vehículos de gas.

    Obama también salió al paso de las críticas de los republicanos, quienes han atacado con vehemencia la decisión de la actual Administración de cancelar recientemente el proyecto del oleoducto Keystone XL entre Canadá y el Golfo de México por preocupaciones acerca del impacto medioambiental.

    Los republicanos se han opuesto a la medida bajo el argumento de que impide el desarrollo de la industria energética nacional y la creación de empleos domésticos, en un contexto de alto desempleo. Por ello, la Administración Obama anunciaba hoy la salida a concurso el próximo 20 de junio de licencias de exploración petrolera y gasífera en un área de más 153.900 kilómetros cuadrados, en la zona central del Golfo de México.

    "Necesitamos una estrategia integral que desarrolle toda fuente de energía en Estados Unidos, una estrategia que sea más limpia, más barata y llena de nuevos empleos", agregó el presidente.

    Obama se encuentra esta semana de gira por cinco estados del país en lo que se ha considerado como el inicio de su campaña presidencial por la reelección para noviembre, y en la que tiene previsto ir desgranando nuevos elementos de su estrategia para relanzar la economía nacional.

    El Departamento del Interior de EE.UU. indicó que esta licitación supondrá añadir a la producción energética nacional 1.000 millones de barriles de crudo y más de 110 billones de metros cúbicos de gas natural.

    La licitación supone la última de las planeadas en el programa 2007-2012, implementado por la Administración de George W. Bush, y que tuvo que ser detenido debido a la explosión y posterior derrame de la plataforma DeepHorizon en abril de 2010 de casi 5 millones de barriles de petróleo.

    La agencia gubernamental agregó, además, que ultima el plan 2012-2017, con el que se prevé abrir al sector energético el acceso al 75 % del petróleo y gas técnicamente recuperable del golfo de México, frente a las costas de Luisiana, Misisipi y Alabama.