Manning questiona su regreso a los Broncos

Manning questiona su regreso la próxima temporada

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Manning questiona su regreso a los Broncos
    Getty Images
    Los Broncos perdieron ante los Colts el domingo en Denver.

    DENVER - El veterano mariscal de campo Peyton Manning reconoció que se encuentra "molesto" por la derrota que sufrió ante su exequipo los Colts de Indianápolis y que lo dejó fuera de la competición en camino al Super Bowl, junto a los Broncos de Denver.

    "Sé que los sentimientos ahora es de frustración y molestia por la derrota sufrida, pero también creo que no es el mejor momento de hablar sobre mi futuro", comentó Manning al concluir el partido de la semifinal de la Conferencia Americana (AFC). "No sé si regresaré para la próxima temporada".

    [Tus fotos: Broncomanía latente en Denver]

    Los Colts derrotaron en casa 13-24 a los Broncos, con Manning de líder, en el partido de semifinal de la AFC y eliminaron al equipo de Denver, que eran los grandes favoritos, de la lucha por volver al Super Bowl, como hicieron la pasada temporada.

    "Reconozco que no jugué nada bien, es necesario darles el crédito (a los Colts) porque aunque les concedimos muchas oportunidades, reconozco que su defensa nos obligó a hacer malas ejecuciones. De todos modos creo que pude haber jugador mejor", reiteró Manning, de 38 años, que el próximo 24 de marzo cumplirá 39 años.

    Manning ya había mostrado problemas de consistencia en su brazo en los últimos partidos de la temporada regular, pero confiaba que en la recta final de la competición pudiese reencontrar la magia de sus pases, algo que nunca sucedió.

    Partido de los Broncos impulsa la economía local

    Partido de los Broncos impulsa la economía local
    La buena participacion de los Broncos en la temporada de la NFL ha reactivado la economía en el centro de Denver. Los latinos también se preparan para disfrutar del partido el domingo.
    (Publicado viernes 9 de enero de 2015)

    "En estos momentos, después del partido, simplemente me encuentro molesto, pero debo entrar en un momento de procesar lo que sucedió", valoró Manning, que anteriormente jugó para los Colts.
    Sobre las posibilidades de regresar a los Broncos para la próxima temporada, Manning indicó que "no puedo dar una respuesta, debo procesar muchas cosas".

    A Manning le resta aún una temporada dentro de su contrato con los Broncos, pero después de la gran derrota ante su exequipo, no sabe si hará válida su posibilidad de continuar como jugador activo dentro de la organización de los Broncos o tal vez opte por la retirada definitiva de la competición.

    "En este momento no puedo responder esto, no puedo dar una respuesta simple, debo analizar cosas, debo procesar", reiteró ante la insistencia de los periodistas que le bombardearon con la pregunta sobre su futuro.

    El mariscal de campo de los Broncos deberá pensar su futuro como jugador debido a que éste fue el peor partido que ha disputado en duelos de fase final en toda su carrera.
    Las estadísticas muestran que Manning logró sólo 2 de 12 pases para 49 yardas en intentos de envíos que alcanzaron al menos las 15 yardas y sólo 6 de 21 para sumar 107 yardas en pases que viajaron más de cinco yardas.

    En la misma serie de preguntas y respuestas, Manning reconoció que "no jugué de manera consistente en la segunda mitad de la temporada".

    "Desconozco qué pasó, pero debo reconocer que algunas veces jugué bien, y en otras no, en la segunda parte del campeonato no jugué con la misma consistencia que lo hice en la primera", destacó Manning, que esta vez simplemente fue superado en todas las facetas del juego por su exequipo y la nueva figura, el joven mariscal de campo Andrew Luck, el mismo que hace tres años llegó y le quitó el puesto.

    Irónicamente, mientras Luck, de 25 años, comienza a hacer historia con los Colts, como antes lo había conseguido Manning, que ganó un anillo de Super Bowl, habría comenzado, cuando menos, una consideración seria de que el momento de la retirada está más cerca que nunca.