Promotor de Alvarado sorprendido por arresto

Promotor de Mike Alvarado sorprendido por arresto

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Promotor de Alvarado sorprendido por arresto
    Departamento de Policía de Denver

    DENVER — El boxeador Mike Alvarado fue detenido por cargos de portación de armas tres semanas antes de una pelea crucial en su carrera.

    Henry Delgado, manager del púgil durante años, dijo que se quedó "atónito" al enterarse de que el ex campeón mundial superligero tuvo un nuevo problema con las autoridades, a raíz de que la policía de Denver halló una pistola en la guantera de la Hummer de Alvarado el sábado.

    Delgado se hizo la siguiente pregunta a sí mismo: ¿Cuán bueno podría ser Alvarado si evitara los problemas extradeportivos?

    "Nunca lo he visto al 100% en su carrera", dijo Delgado el lunes a The Associated Press. "Lo que haces entre cada pelea es lo que define tu carrera. Es la forma en que vives y cómo te cuidas. Nadie ha visto lo que él podría hacer. No tendría derrota alguna si estuviera comprometido al 100%".

    Alvarado (34-3, con 23 nocauts), tiene previsto todavía subir al cuadrilátero para enfrentar a Brandon Ríos por tercera vez, el 24 de enero, en Broomfield. El ganador recibirá una oportunidad de librar un combate aún más lucrativo.

    [Relacionado: Gran expectativa por pelea entre Alvarado y Ríos]

    El perdedor vería casi acabada su carrera.

    Es por eso que Delgado ha pedido que Alvarado, de 34 años, se tome en serio esta pelea, mientras entrena en su gimnasio.

    "He hablado con él hasta quedarme sin aire", dijo Delgado. "Uno piensa que todo va a salir bien y luego ocurre esto".

    "Alvarado, quien se crio en Denver, viajaba como pasajero en su Hummer el sábado por la madrugada, cuando los agentes lo detuvieron porque las matrículas estaban vencidas, de acuerdo con reportes policiales. Los agentes dicen que al parecer, Alvarado guardó algo en la guantera e intentó cerrarla.

    La policía lo arrestó por otras órdenes pendientes y halló el arma mientras registraba su vehículo.

    En 2008, Alvarado se declaró culpable de conducir con una licencia revocada, un delito grave. Con ese antecedente, no puede portar armas de manera legal.

    Los expedientes muestran también que se le buscaba por el mismo delito de armas en el condado Adams. Tampoco había respondido ante las autoridades por una infracción de tránsito.

    De acuerdo con los documentos ante el tribunal, Alvarado salió de la cárcel de Denver bajo fianza.