Se declara inocente de matar a su esposa

Se declara inocente de matar a su esposa

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Se declara inocente de matar a su esposa

    DENVER - Un hombre se declaró el viernes inocente de homicidio premeditado en la muerte de su esposa en Denver, después de comer un dulce con marihuana que compró en una tienda. El ataque a tiros suscitó preocupaciones sobre los efectos de la marihuana en productos comestibles, que se han vuelto populares desde que el estado legalizó el consumo y venta de marihuana con fines recreativos.

    Richard Kirk, de 48 años, está acusado de matar en abril a Kristine Kirk, de 44 años, cuando hablaba al número de emergencias 911. El hombre manifestó su alegato de inocencia durante una breve comparecencia ante un tribunal en una sesión a la que acudieron sus familiares.

    Los legisladores de Colorado endurecieron el año pasado las normativas sobre la marihuana comestible, tanto por el caso de Kirk como por la muerte de un universitario que se lanzó al vació después de comer una galleta que contenía marihuana potente.

    Los abogados dejaron entrever que Kirk estaba tan intoxicado por el dulce "Karma Kandy Orange Ginger" que quizá no tenía intención de matar a su esposa.

    En la llamada al 911, la esposa decía por teléfono a la policía que Kirk actuaba más como una persona ebria que violenta, quien había salido por la ventana de una habitación y se había cortado las piernas con vidrios rotos.

    Sin embargo, los fiscales afirman que Kirk sí fue capaz de recordar la combinación de la caja fuerte donde tenía el arma para sacarla y ponerla en la cabeza de su esposa.

    La pareja tenía tres hijos pequeños que estaban en casa cuando ocurrió el crimen.

    [Tema relacionado: Ayuda para víctimas de violencia doméstica]

    En la llamada, Kristine Kirk dijo que su esposo estaba paranoico y tenía alucinaciones por comer el dulce con marihuana que compró en una tienda autorizada de Colorado.

    Los operadores de emergencias escucharon cuando la mujer rogaba a su esposo que no sacara el arma de la caja fuerte. Después escucharon un disparo y todo quedó en silencio.

    El detective de la policía de Denver, Troy Bisgard, testificó ante la corte el año pasado que la única sustancia que se encontró en la sangre del acusado había sido THC, el elemento psicoactivo de la marihuana.

    Sin embargo, Bisgard no hizo conjeturas sobre si la droga había influido en la alteración de la conducta de Kirk.

    El detective dijo que los niveles de THC de Kirk eran relativamente bajos, aunque la abogada Shanelle Kindel arguyó que los efectos de la yerba se sienten aun en pequeñas cantidades.

    Los problemas maritales y financieros de la pareja iban en aumento y Kristine Kirk estaba cubierta con un seguro de vida por 340,000 dólares, dijo Bisgard. Antes de su muerte ella había dicho a amigos que debido a las constantes riñas entre ambos había aumentado el miedo hacia su esposo.

    El comienzo del juicio contra Richard Kirk está previsto para el 26 de octubre.