Deciden legalización de la marihuana

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Deciden legalización de la marihuana
    Getty Images

    NUEVA YORK — Los votantes del distrito de Columbia aprobaron el martes una medida que legaliza la posesión de marihuana por parte de adultos.

    Salvo que el Congreso intervenga para tratar de bloquear la propuesta, la capital de la nación se unirá a los estados de Colorado y Washington, donde los ciudadanos aprobaron hace dos años el consumo de marihuana con fines recreativos.

    Otros dos estados del oeste del país, Oregon y Alaska, votaron el martes sobre medidas de legalización de la sustancia.

    La propuesta del distrito de Columbia no contempla la venta legal de marihuana, dejando ese aspecto al ayuntamiento de Washington D.C. Por el contrario, los textos a votación de Oregon y Alaska establecen sistemas para regular y gravar la venta legal de marihuana.

    La norma de Washington D.C. legalizaría la posesión de hasta dos onzas de marihuana y hasta tres plantas maduras para uso personal. No entrará en vigor hasta ser revisada por el Congreso.

    Las campañas en la ciudad han incluido un debate racial, ya que los partidarios de la medida dicen que los residentes de raza negra han sido arrestados desproporcionadamente por cargos relacionados con marihuana.

    Gary Fullwood, empleado de apoyo del departamento de bomberos y emergencias de la ciudad, votó a favor de la iniciativa.

    "El sistema penal de justicia se está atascando por el consumo de marihuana, y muchas personas que consume marihuana no son criminales", señaló. "No veo que sea peor que el alcohol".

    En Florida, una medida que habría permitido el consumo de marihuana con motivos médicos no consiguió el 60% de apoyo necesario para su aprobación. Los recuentos casi completos indicaron que había obtenido en torno al 57% de los votos. Otros 23 estados ya permiten el uso terapéutico de la marihuana.

    Al margen de los resultados del martes, los promotores de la legalización de la marihuana ya planeaban expandir su campaña a California, el estado más populoso, en 2016.