Fiscales: Hombre habría matado a sus esposas

Fiscales: Hombre habría matado a sus dos esposas

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Fiscales: Hombre habría matado a sus esposas
    9NEWS

    DENVER- Un hombre acusado de empujar a su esposa de un acantilado a su muerte en el Parque Nacional de las Montañas Rocosas podría haber matado a su primera esposa, alegan los fiscales.

    La pareja estaba celebrando su décimo segundo aniversario y decidieron ir de paseo cuando la mujer cayó 130 pies. Su primera esposa había fallecido hace 20 años en un extraño accidente.

    Los fiscales presentaron su caso contra Harold Henthorn, de 58 años en una corte en Denver el martes. Los investigadores dijeron que el hombre conspiró cuidadosamente para empujar a Toni Henthorn de un acantilado en un área remota del parque el 29 de septiembre de 2012 mientras tomaba una foto.

    Henthorn fue el único testigo de la caída de su esposa, algo similar a lo acontecido en el caso de su primera esposa, Sandra Lynn Henthorn, quien fue aplastada cuando un coche se deslizó de un gato mientras estaban cambiando una rueda en 1995. La pareja había cumplido 12 años de casados.

    Los investigadores dijeron que Henthorn no pudo explicar por qué el tenía un mapa del parque con una "X" dibujado en el lugar donde cayó su esposa, según los fiscales.

    Henthorn no ha sido acusado de la muerte de su primera esposa, pero la policía reabrió la investigación después de que un gran jurado lo acusó de asesinato en primer grado en la caída mortal de Toni.

    "Estas muertes no fueron accidentes", el fiscal federal Suneeta Hazra dijo al jurado, añadiendo que Henthorn dio cuentas inconsistentes de lo que sucedió en los dos casos.

    La defensa dijo que las inconsistencias se deben a la pena que él estaba sufriendo.

    Un incidente anterior en el que un haz de 20 pies cayó al lado de Toni Henthorn mientras la pareja estaba trabajando en su cabaña de montaña también fue intencional, dijo Hazra.

    El abogado de Henthorn, Craig L. Truman, sostuvo que las muertes y el incidente en la cabaña fueron accidentes desafortunados.

    "El gobierno piensa que un rayo no cae dos veces", dijo a los miembros del jurado. "Esperen a ver la evidencia".

    Antes de que Henthorn contrajera matrimonio por segunda vez, él revisó las finanzas de tres mujeres y preguntó a sus amigos quien era la persona perfecta, dijeron investigadores. Toni era una exitosa oftalmóloga en Mississipi y su familia tiene un próspero negocio de petróleo.

    Él le dijo que era rico y la convenció para trasladarse con él a Highlands Ranch, dijeron sus familiares. Pero una vez en Colorado, Henthorn parecía ser un marido controlador y obsesivo, y los fiscales dijeron que no encontraron evidencia de que él tuviera ingresos procedentes de un empleo.