Latinos, clave para definir contienda

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Latinos, clave para definir contienda
    José Guzmán/Telemundo Denver

    DENVER - Los partidos demócrata y republicano libraron una crucial batalla política en su intento por quedarse con la mayoría del Senado en las elecciones de mitad de término que se celebran el martes. Y los electores latinos en Colorado podrían emitir el voto decisivo.

    La contienda entre el senador demócrata Mark Udall y el representante republicano Cory Gardner es una de las más reñidas del país. La mayoría de las encuestas le dan una ventaja a Gardner, pero en los últimos días los sondeos muestran que Udall recuperó terreno, particularmente entre los votantes hispanos.

    Pero los latinos están divididos y aparentemente no votarán en bloque por uno u otro candidato pues muchos de ellos se identifican con los valores conservadores que promueve Gadner y otros dicen que votarán por Udall porque ven más posibilidades de que se apruebe una reforma migratoria con una mayoría demócrata en el Congreso.

    Actualmente el 14% de los electores en Colorado son hispanos. En el 2012, latinos representaron el 12% de los votantes.

    "Si salen a votar en estas elecciones y si votan en un patrón similar al que lo han hecho en el pasado, que ha favorecido a los demócratas, entonces ayudaría enormemente a Mark Udall", dijo el analista político Floyd Ciruli de la compañía de sondeos y consultoría Ciruli Associates.

    Según el Censo, menos latinos votan en las elecciones de medio término que en las presidenciales. En 2012, cuando Barack Obama fue reelegido, el 90% de los votantes hispanos registrados en Colorado votaron en comparación de solo 67% que lo hizo en 2010.

    La decisión del voto también estará marcada por la posición de los hispanos frente a algunas leyes aprobadas por un congreso estatal controlado por los demócratas y, en particular, por una ley para limitar la capacidad de los cargadores de armas a 15 proyectiles y que amplía la investigación de antecedentes judiciales de quienes quieren comprar armas.

    La ley causó indignación entre los republicanos que, tradicionalmente, rechazan las leyes que restringen el uso de armas de fuego. Incluso, los alguaciles de 54 condados que representan mayormente áreas rurales demandaron la normatividad.

    Esta atmósfera política, más la reacción negativa de algunos sectores de la población a la implementación de la ley de salud apoyada por el demócrata Udall y que según Jesús Sánchez-Meleán, politólogo y editor del periódico El Comercio, provocó el cambio de seguro médico por uno más costoso.

    El malestar con Obamacare en Colorado es similar al que existe alrededor del país. lo sumada a la experiencia del candidato republicano, le han dado un perfil más atractivo tanto para los votantes republicanos como para los independientes.

    "En las encuestas muchos electores dijeron 'yo voy a votar por cualquiera que no sea demócrata, por cualquiera que vaya contra la agenda de Barack Obama'", dijo. "En este caso, Udall, al no tener un perfil diferenciado y al votar en la política federal con Obama, salió perjudicado. Esto benefició a Gardner".

    Conscientes de la trascendencia del voto latino, el Partido Republicano ha adelantado una campaña sin precedentes que incluso contó con la visita del exgobernador de La Florida, Jeb Bush, quien participó en eventos políticos para alentar a los hispanos a votar. Dijo que un Congreso controlado por los republicanos tendría más posibilidades de solucionar los problemas de inmigración.

    Las críticas a las políticas del presidente Obama son parte de la estrategia de los republicanos para alentar la participación de sus seguidores. En Colorado esta realidad se refleja tanto en los comerciales de televisión como en los debates entre Udall y Gardner, donde el congresista consistentemente recuerda a la audiencia que Udall "votó un 99 por ciento del tiempo con Obama".

    Ronnie Najarro, portavoz de la Iniciativa LIBRE, dijo que ha sido testigo de la insatisfacción de los votantes por la falta de avances en temas como la economía y la reforma migratoria. Explicó que a pesar de que la economía se ha estabilizado luego de la recesión, muchas familias latinas no han visto una mejoría significativa.

    LIBRE es una organización nacional no partidista que promueve los valores conservadores y libertad económica, según Najarro.

    "Para los que estarán votando en esta elección quizá será para asegurar que Washington cumpla sus promesas y resuelva los temas de la economía, los temas de la reforma migratoria", dijo. "Esta decepción significa que a lo mejor el país está buscando un cambio, y esto puede resultar en un cambio total en la cámara baja y el Senado".

    Esto es precisamente lo que está buscando Jerry Natividad, un votante hispano de Colorado que apoya a Gardner. Natividad, quien es dueño de varios negocios en Denver, dijo que quiere ver menos intervención del gobierno en la vida de los ciudadanos, mayor control en gastos federales y menores porcentajes de impuestos.

    Natividad señaló que se identifica con el modo de pensar y las políticas de Gardner, quien al igual que él, creció en un pueblo agrícola.

    "Hay una gran cantidad de valores que él y yo compartimos y uno de los valores es que si realmente quieres prosperar en la vida tienes que trabajar duro. Esos son los valores de la granja", dijo. "Creo que Cory Gardner realmente tiene el corazón de Colorado en mente porque él sabe lo que se necesita para impulsar la economía".

    Natividad dijo que los antecedentes de Gardner le han dado una perspectiva diferente sobre el tema de la reforma migratoria. Dijo que Gardner, al crecer en un rancho, sabe la importancia de la mano de obra de inmigrantes.

    Sin embargo, a pesar de venir de un pueblo donde viven cientos de inmigrantes, muchos sin autorización legal para vivir en el país pero que trabajan en el sector agrícola, Gardner ha sido criticado por su inacción como congresista en el tema de una reforma migratoria pues la Cámara de Representantes de la que hace parte no ha aprobado un proyecto que fue aprobado por el Senado en 2013 y que le otorga a los inmigrantes la posibilidad de volverse ciudadanos.

    En un reciente debate, Udall defendió su labor en pro de la reforma y criticó a Gardner por su "falta de liderazgo para ayudarnos a pasar una reforma migratoria integral".

    "Muchos líderes de negocios en el estado apoyan una reforma migratoria. El Senado ha estado activo. Es la Cámara de Representantes que se ha perdido en acción", señaló Udall.

    La postura de Udall y su apoyo hacia los inmigrantes es lo que llevó a Isabel Sánchez a votar por él. La migrante mexicana, que trabaja como afanadora en un centro de salud en Denver, dijo que está cansada de ver familias separadas por la deportación. Sánchez ha instado a sus tres hijos, ciudadanos y mayores de edad, a participar en estas elecciones.

    "Yo apoyo a Udall por la forma en que él nos apoya, principalmente a los trabajadores", dijo. "Yo no voy a dejarlo solo. Si mi voto es requerido para que el gane y nos siga apoyando, pues claro".

    Sánchez dijo que está consciente de la posibilidad de que el Partido Republicano llegue controlar el Congreso, lo que haría más difícil la aprobación de una propuesta migratoria que ofrezca un camino a la ciudadanía a los más de 11 millones de inmigrantes que viven sin autorización legal en Estados Unidos.

    Gardner, de 40 años, fue elegido como congresista por el cuarto distrito electoral de Colorado en 2010. El abogado graduado de la Universidad de Colorado es originario de Yuma, un pueblo agrícola al noroeste de Colorado, donde vive actualmente.

    Udall, de 64 años, proviene de una familia de larga trayectoria política. Fue elegido como congresista por Colorado en 1999 y consiguió la reelección cuatro veces. Vive en El Dorado Springs, cerca de Boulder.

    Por primera vez Colorado mandó boletas electorales a todas las personas registradas para votar. Muchos votantes están en el proceso de mandar sus boletas. Un número limitado de urnas estarán abiertas el 4 de noviembre para aquellos que esperaron hasta el último momento para emitir su voto.