Políticos se benefician del cannabis

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Políticos se benefician del cannabis
    Getty Images

    DENVER— Los empresarios de la joven industria de la marihuana legal en Estados Unidos se han estado convirtiendo en donadores políticos: usan parte de sus ganancias para apoyar a candidatos que tienen un punto de vista favorable al sector y para referendos que pudieran legalizar la yerba en más estados.

    La actividad política incluye actividades de recaudación de dinero en hoteles de la cadena Four Seasons y subastas de arte en firmas de abogados. Los legisladores que en el pasado devolvían diplomáticamente cheques de contribuciones, ahora los guardan.

    "Estamos desarrollando una industria desde cero. Si no podemos contribuir políticamente y estar con los candidatos, no podemos ayudar a dar forma a lo que está pasando", dijo Patrick McManamon, director de Cannasure Insurance Services, una aseguradora de Cleveland que ofrece pólizas a productores y dispensarios de marihuana.

    Las empresas de la marihuana medicinal han hecho donaciones políticas desde la década de 1990. Con la llegada de la marihuana para uso recreativo en Colorado y Washington, la industria y su influencia política se expanden rápidamente.

    La marihuana es ahora legal para propósitos terapéuticos o recreativos en 20 estados y el Distrito de Columbia. En noviembre se votarán medidas relacionadas con la yerba en Oregon, Florida, Alaska y la capital de la nación, así que muchas contribuciones se están canalizando a esas campañas y a los candidatos que las apoyan.

    Comparadas con las donaciones de otras industrias o grupos de intereses, las contribuciones políticas del sector de la marihuana son modestas, pero para Tripp Keber, director de Dixie Elixirs & Edibles en Denver "ya se sabe que la industria de la marihuana tiene dinero para hacer donaciones".

    En agosto, Keber organizó un acto de recaudación en el Four Seasons de Denver en el que se juntaron $40,000 para el gobernador de Colorado John Hickenlooper, quien se oponía a la legalización en 2012 pero ha prometido regular la industria de acuerdo con los deseos de los votantes.

    La medida a votar en Oregon ha recaudado $2.3 millones. Una pregunta sobre marihuana terapéutica en Florida ha colectado casi $6 millones. Y la campaña en Alaska ha recaudado cerca de $850,000.

    El organismo que más invierte en cabildeo de la marihuana a nivel federal es el Marijuana Policy Project, que planea donar $150,000 a candidatos federales este año, $40,000 más que en 2013. Drug Policy Alliance y la Organización Nacional para la Reforma de las Leyes sobre Marihuana también han donado directamente a candidatos federales.

    Los políticos que solían rechazar cheques de la industria de la marihuana "han dejado de hacerlo", dijo Ethan Nadelmann, director de Drug Policy Alliance.

    Aun así, los candidatos que aceptan los cheques no son proclives a hablar sobre ello. Cerca de una decena de políticos que aceptaron dinero de la industria de la marihuana se negaron a conceder una entrevista o no devolvieron las llamadas de The Associated Press.

    Un legislador estatal de Colorado que acepta donaciones de la industria de la marihuana reconoció que lo pensó dos veces antes de tomarlas.

    Mira la cobertura de Telemundo Denver sobre la legalización de la marihuana en Colorado.

    "Siempre me preocupan las percepciones de la gente", dijo el representante Jonathan Singer, un demócrata que es el único legislador de Colorado en activo que apoyó el proyecto de ley. "Pero todo se redujo a que mantengo la postura que tenía antes de tomar un solo centavo de esta industria".

    El único otro miembro del Congreso que respondió a la AP fue el representante por Colorado Jared Polis, un aliado de la industria de la marihuana que ha propuesto legalizar la yerba a nivel federal.

    "Mientras la industria se apegue a nuestras leyes estatales sobre la marihuana", dijo Polis en un comunicado, "sus contribuciones son iguales a las de cualquier otro donador legal".