Refuerzan seguridad en las escuelas de Colorado

Tras el tiroteo del lunes en San Bernardino, California son muchos los padres de familias en Colorado que se preguntan ¿Qué hace el estado por la seguridad de los estudiantes?

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Refuerzan seguridad en las escuelas de Colorado
    AP

    DENVER- En la historia de los tiroteos masivos, Colorado tiene más de un capitulo. Sobresalen por su crueldad y persistencia mediática la masacre ocurrida en un teatro de cine de aurora, y el tiroteo en la escuela secundaria Columbine.

    Muchos son los esfuerzos que se han dedicado desde entonces para reducir la violencia armada, y mejorar la seguridad de las escuelas; millonarias inversiones en sistemas de seguridad, alarmas, cerraduras, cámaras, y demás, continúan implementándose, luego de haber sido aprobadas hace varios años.

    Tras el tiroteo mortal del lunes en una escuela elemental de San Bernardino, California, una pregunta pesa en el aire tenso: ¿Que hace Colorado para evitar que este tipo de situaciones sucedan en nuestras escuelas, y para proteger las vidas de los estudiantes cuando están dentro de la escuela?

    En el incidente del lunes, Cedric Anderson, de 53 años de edad entró a la escuela primaria North Park Elementary School, con el objetivo de asesinar a su esposa, Karen Smith. La encontró en un aula de clase de educación especial, donde las balas también alcanzaron a dos estudiantes, entre ellos Jonathan Martínez, un chico de 8 años que perdió la vida.

    La organización Everytown For Gun Safety, un grupo que apoya la reducción de la violencia armada en el país, empezó a monitorear el número de tiroteos en escuelas; desde el 2013, han sido 113, los tiroteos en centros educativos del país.

    En Colorado, poco tiempo después de la masacre en la escuela elemental de Sandy Hook, en Newton, Ct, en diciembre del 2012, DPS recibió un bono por 6 millones de dólares que se usaron para implementar sistemas de control de acceso, la habilidad de ejecutar cierres preventivos herméticos y mejorar los sistemas de cámaras.   

    Un segundo bono, con un valor de $8 millones de dólares y recibido en 2016 se usó para mejorías a los siguientes sistemas de seguridad: Todos los salones de clase y oficinas pueden asegurarse desde el interior, las alarmas fueron renovadas y se integró un sistema de comunicación interna con formato en video.

    El distrito escolar del condado Jefferson pidió a su vez un bono de $5 millones de dólares el año pasado para hacer mejoras a la seguridad en las escuelas, sin embargo, tras cortes recibieron $750,000, que se usaron para poner alarmas en las puertas que dan al exterior, y para empezar un proyecto de cambio de cerraduras, que se espere sea completado el próximo año.