La afición "Hammer" perdió la paciencia