El Dasa pide a inmigrantes que no crucen el desierto

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Choque de invictos en Cosmos Arena
    EFE
    "Conozco de primera mano lo que es el desierto, porque soy de Sonora, ahí estamos en una frontera, conozco mucha gente que ha pasado, mucha gente que no le ha ido bien", reveló El Dasa.

    LOS ÁNGELES - El Dasa ha dedicado su nuevo disco de música de banda, "El hijo del desierto", a los caminantes que con "esperanza" llegan a Estados Unidos a comenzar una nueva vida, sin embargo les pide que "ahorita" mejor no lo hagan.

    El álbum "El hijo del desierto" es un "homenaje para toda esa gente que como yo, orgullosamente lo digo, soy un hijo del desierto, me vine de otro país, empecé de cero aquí", dijo a Efe el mexicano Dasahev López Saavedra, de 28 años, conocido como El Dasa.

    Las 16 canciones "son mis pasajes", dice El Dasa, quien quiere que "queden en boca de todos" para que "la gente que no nos quiere entienda que nosotros no venimos más que a perseguir nuestros sueños".

    "El hijo del desierto" es un repertorio de canciones nuevas y temas clásicos de artistas que inspiraron a cantar y bailar a El Dasa desde su infancia en la región desértica compartida por Sonora, México, y Arizona, Estados Unidos, en donde crecen cactus espinosos como el saguaro.

    El tercer disco en su carrera artística bajo los sellos discográficos Universal Music Latin y Fonovisa será lanzado el viernes en los principales sitios de descarga de música en formato digital y en cadenas de tiendas de Estados Unidos.

    "Mi relación personal con el desierto es muy grande, yo soy de una ciudad llamada Hermosillo, Sonora, México, donde (en verano) estamos a temperaturas de hasta 53 grados (Celsius), somos climas extremos", declaró El Dasa.

    Para este nuevo disco El Dasa, armado de un bolígrafo y una libreta, se animó a escribir las canciones "Perdí el sombrero" y "El hijo del desierto".

    Otros temas son "Buenos días amor" de Joss Favela; "Inigualable" y "Ya me vi", de Luciano Luna; "Ojalá", de Fausto Juárez; "Lo ajeno se respeta", de Eduardo Fonseca; "Gracias por tu preferencia" y "Edición especial", de Horacio Palencia.

    El Dasa destacó que con arreglos de música de banda agregó el tema "Yo no fui" de Pedro Infante, porque las películas en blanco y negro del trovador mexicano le inspiraron.

    Otro tema popular es "La papa" del recordado Valentín Elizalde, "porque llevó a muchos escenarios la música regional mexicana y abrió las puertas" a los artistas de su generación.

    Más la cumbia navideña titulada "La suavecita", original de la orquesta tropical La Sonora Dinamita.

    En 2013, la Academia Latina de la Grabación nominó al Dasa a un premio Grammy Latino a mejor álbum de banda por su primer disco, "Pa' la raza", y en el 2014 estuvo nominado por el segundo álbum, "Alegre y enamorado".

    Colecciones de canciones de las que surgieron éxitos como "Mentirosa", "Casi perfecto" y "Por ser bonita", entre otros.

    El Dasa comenzó a cantar en la infancia y en su adolescencia emigró a la ciudad de Los Ángeles, en donde trabajó de chófer de celebridades latinas.

    Uno de los famosos que transportaba, el rey de las rancheras Vicente Fernández, lo escuchó cantar y lo invitó a entonar una canción a dúo en una de sus presentaciones y así su vida artística se propulsó como un cohete de fiesta de pueblo.

    Aunque su nuevo disco está dedicado a los inmigrantes que cruzan la frontera a pie y sin documentos migratorios a través del desierto, el cantautor les advierte de los peligros de hacerlo e incluso les pide que no lo hagan.

    "Yo tengo la fe de que la gente no haga eso, de que un día se abran las puertas, pero estamos viendo que eso va a ser más difícil cada vez", indicó.

    "Conozco de primera mano lo que es el desierto, porque soy de Sonora, ahí estamos en una frontera, conozco mucha gente que ha pasado, mucha gente que no le ha ido bien", reveló El Dasa.

    "Por eso yo les pido que mejor no lo hagan, ahorita está muy difícil la cosa", concluyó.