Por qué una rara enfermedad venérea tiene en alerta a los médicos