Drones de EEUU matan a 7 personas

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Drones de EEUU matan a 7 personas
    Getty Images

    Islamabad- Pakistán protestó formalmente por el bombardeo en su territorio de un avión no tripulado de EEUU, el primero tras los recientes comicios paquistaníes y que llega días después de que la Casa Blanca anunciara cambios en este tipo de operaciones.

    La incursión aérea tuvo lugar la pasada madrugada cuando el 'drone' (nombre con el que se conoce a los aviones no tripulados) disparó dos misiles contra una vivienda en la aldea de Chashma y causó la muerte de al menos siete personas y heridas a otras dos.

    Horas después, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Pakistán expresó mediante una nota "la seria preocupación" de las autoridades y añadió que se trata de una violación de "la soberanía nacional, la integridad territorial y la ley internacional".

    "El Gobierno de Pakistán ha mantenido reiteradamente que los ataques con 'drones' son contraproducentes, llevan a la pérdida de vidas de civiles inocentes, y tienen implicaciones humanitarias y relativas a los derechos humanos", afirma el comunicado.

    Los ataques con aviones no tripulados estadounidenses han contado con el consentimiento tácito de las autoridades de Pakistán, aunque los critican en público por el fuerte rechazo que despiertan en amplios sectores del país debido a la muerte de civiles.

    A pesar de ello, no es habitual que la queja se exprese mediante un comunicado oficial ni que se realice apenas horas después de un ataque.

    Este es el primer bombardeo con 'drones' desde mediados de abril y es también el primero desde el anuncio de la Casa Blanca de cambios en los operativos con aviones espía.

    El presidente estadounidense, Barack Obama, afirmó hace una semana que dará mayor transparencia al programa de 'drones', si bien no ofreció detalles sobre las nuevas directrices del programa encubierto, hasta ahora liderado por la CIA.

    Durante 2013 se han registrado en Pakistán casi una quincena de bombardeos de este tipo en los que han muerto más de medio centenar de personas, casi todas identificadas por las autoridades como insurgentes.

    Los ataques han ocurrido en las zonas tribales de Waziristán del Norte y del Sur -especialmente en la primera-, principales feudos del movimiento talibán paquistaní y de otros grupos integristas que actúan a ambos lados de la frontera entre Afganistán y Pakistán.