Hispana es declarada culpable por caso de asesinato en Edgewater

Andrew Janicek fue asesinado en medio de un robo el año pasado y ya son tres los acusados.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Ya son tres los acusados por caso de asesinato en un estacionamiento de Edgewater

    (Publicado viernes 19 de julio de 2019)

    Alicia Elena Valdez fue encontrada culpable en el caso del asesinato de Andrew Janicek, en Edgewater, el año pasado.

    Valdez se convierte en la tercera persona que recibe cargos formales por este caso, que inició con un robo y terminó con la muerte de Janicek, de 27 años.

    Devon Howard y Caleb Joseph Vigil habían sido ya declarados culpables y ahora la investigación pudo comprobar que Alicia también hizo parte de este asesinato.

    Todo sucedió el pasado 5 de abril del 2018. Janicek llegó a recoger comida para la cena y fue abordado en el camino, dentro de un estacionamiento en la 20th con Sheridan Boulevard, por Caleb Joseph Vigil, uno de los tres acusados.

    Tras intentar robarlo, Vigil le disparó a Janicek en el pecho y salió huyendo en un auto en el que lo esperaban Alicia Valdez y el otro acusado, Devon Howard.

    En su huida, los tres acusados pasaron por encima de Janicek en el auto en el que escaparon y este joven de 27 años perdió la vida en el lugar del incidente.

    En uno de los testimonios de los acusados, se confirmó que los tres compraron un arma con fines delictivos, pues planeaban hacer plata usándola para intimidar a sus víctimas.

    Howard fue acusado por 18 cargos criminales, mientras que Vigil tiene 16. Ambos enfrentan cargos por robo agravado y asesinato en primer grado, entre muchos otros.

    El 31 de mayo Howard fue sentenciado a pasar el resto de su vida en prisión, más 279 años, mientras que Vigil también permanecerá mientras este vivo en la carcel y le dieron 118 año más. Ambos tenían ya historial criminal antes del crimen de Janicek.

    Alicia Valdez será sentenciada en corte este 23 de agosto, en donde por ley recibirá también una pena mínima que la obliga a pasar el resto de su vida en prisión, sin derecho a libertad condicional.