Joven mata a su sobrino y esconde el cuerpo en su cuarto

La joven dijo en su declaración que tapó con sus manos la boca y nariz de su sobrino hasta que este dejó de luchar.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Juzgada como adulta

    Las autoridades identificaron a la joven acusada por la muerte de su sobrino, Jordan Vong, de 7 años. (Publicado martes 14 de agosto de 2018)

    La adolescente sospechosa de asesinar a su sobrino y esconder el cuerpo, será juzgada como adulto.

    La Oficina del Fiscal de Distrito Denver compartió la declaración realizada por la adolecente, acusada de matar a su sobrino Jordan Vong, de 7 años.

    La joven fue identificada como Jennie Bunsom, de 16 años. La joven fue interrogada por los investigadores.

    Bunsom declaró que el 6 de agosto, aproximadamente a las 12:43 p.m., ella se encontraba en su cuarto, molesta por haber tenido una discusión con su amiga. Agregó que el menor bajo al cuarto para solicitarle que jugara video juegos con él, pero ella le dijo que no quería jugar y le pidió que se fuera a la parte de arriba de la casa.

    Presuntamente Vong se recostó en la cama de Bunsom lo que provocó que se enojara. La adolescente empujó al niño de la cama, cayó al suelo y se golpeó el rostro con el piso. Vong comenzó a llorar. Bensom tapó la boca y nariz del niño con sus manos, mientras éste luchó por unos minutos.

    Vong dejó de moverse y Bunsom lo colocó debajo de la cama., luego envolvió el cuerpo en una sábana y escondió el cuerpo en su closet, según el reporte.

    El 6 de agosto, a las 4:23 p.m., la madre de Vong se comunicó con el 911 para reportar que su hijo estaba perdido, ya que no lo encontraban hacia unos 45 minutos. Según el informe, en la llamada se reveló que el menor había sido visto en la sala de su residencia vistiendo un pantalón sudadera de color gris, solamente.

    Oficiales respondieron y se presentaron en la casa, donde buscaron a Vong pero no encontraron nada.

    Las autoridades indicaron que la búsqueda se extendió en el hogar y en el vecindario.

    La Unidad de Personas Desparecidas y Crímenes Especiales se unieron a la investigación y determinaron que las declaraciones de la familia eran inconsistentes.

    Según indicaron, durante la primera búsqueda los oficiales no removieron artículos. Sin embargo, solicitaron una orden de registro para indagar extensivamente, donde podían remover objetos y revisar en áreas que el menor podría haberse escondido.

    El 7 de agosto, aproximadamente a las 8:11 p.m., investigadores comenzaron una nueva búsqueda en el hogar.

    Alrededor de las 8:46 p.m., el detective B. Lang encontró el cuerpo de Vong, en el armario del cuarto de Bunsom.

    El informe indica que paramédicos de Denver Health se presentaron en la escena y pronunciaron al menor muerto, a las 9:06 p.m. El menor se encontraba con una toalla y un edredón alrededor de su cabeza, materia biológica y sangre en su nariz, en adición una marca en el pecho.

    Las autoridades comenzaron a interrogar a los miembros de la familia, hasta hablar con Bunsom. En el interrogatorio la menor estaba acompañada de su madre.