AMLO empata venta de “cachitos” de rifa con el paro nacional de mujeres

MÉXICO - El presidente Andrés Manuel López Obrador adquirió este martes el primer número de la rifa del avión presidencial, que no sorteará la aeronave sino el valor aproximado del Boeing 787 utilizado por su predecesor, Enrique Peña Nieto.

"Si me saco el premio de 20 millones (de pesos) lo voy a entregar para becas", dijo el presidente al comprar en plena conferencia de prensa en Palacio Nacional el número 0.000.000 del sorteo que se celebrará el 15 de septiembre.

López Obrador sacó la cartera de su bolsillo para pagar al director de la Lotería Nacional, Ernesto Prieto, los 500 pesos (unos $26 dólares) que cuesta cada billete, los cuales ya se están distribuyendo y se pondrán a la venta el 9 de marzo, fecha elegida para el paro nacional de mujeres.

El grito de decenas de mujeres a AMLO.

La protesta convocada por colectivos feministas se realiza ante el aumento de feminicidios y la violencia de género, y propone que las mujeres paren toda actividad en el empleo, el hogar, las redes sociales y que no hagan ninguna compra para significar el valor que tienen en la sociedad.

El sorteo del valor del avión, que tendrá lugar en la sede principal de la Lotería Nacional, en la capital mexicana, entregará 100 premios de 20 millones de pesos ($1 millón) cada uno, con un total de 2,000 millones de pesos (unos $102 millones).

El presidente mexicano, del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), aprovechó para arremeter contra el gobierno anterior mostrando antiguas fotografías de Peña Nieto y sus ministros volando en el lujoso avión escoltado por una nave militar.

"¿Ustedes creen que hace falta esto? Pero nadie decía nada, solo aplaudían. (...) No era protección, era sentirse importante, fantocherías, los tiempos de los faraones", reprochó López Obrador.

Además, recordó que aunque Peña Nieto (2012-2018) fue quien utilizó la aeronave, el que la adquirió fue Felipe Calderón (2006-2012): "No es solo el gobierno anterior. No olvidemos que el que lo compró fue Calderón. Tendría que explicar por qué", dijo el presidente.

Falta el adjunto Se iniciará el proceso de venta de la aeronave TP 01 Boeing 787-8 por lo que el lunes abandonará México y su transacción se llevará a cabo bajo un mecanismo transparente, competitivo y apegado a derecho.

Asimismo, López Obrador anunció que se organizarán visitas para que los ciudadanos puedan ver por dentro el avión, al que definió como "un palacio para los cielos".

"Vamos a organizar visitas para que vaya la gente porque es una vacuna, una vacuna contra esta epidemia. Una buena vacuna preventiva. A ver quién se atreve después a hacer algo así", declaró el mandatario.

La idea de deshacerse de la aeronave es una de las principales promesas de López Obrador, quien viaja en vuelos comerciales a sus giras al criticar que el Boeing 787 representa un lujo excesivo de sus predecesores que va en contra de su política de austeridad.

México no ha podido vender el avión presidencial.

Al asumir el poder en diciembre de 2018, López Obrador envió el avión a un hangar de California para ponerlo a la venta, pero un año después no había logrado deshacerse de la aeronave, por lo que anunció que lo rifaría.

Finalmente, cambió de idea y en lugar de sortear el avión, valorado en $130 millones, se sorteará un premio con un valor similar mientras la aeronave permanece en México a la espera de un comprador.

Contáctanos