Colorado

Fiscal podría retirar cargos a sospechoso de iniciar un gran incendio en Colorado

Telemundo

Un fiscal de Colorado dijo que era probable que se retiraran los cargos penales en contra un hombre danés quien padece de una enfermedad mental y está acusado de iniciar un gran incendio forestal en el estado en 2018

El fiscal de distrito Alonzo Payne hizo el comentario sin dar más detalles sobre los motivos durante una audiencia judicial para discutir el caso contra Jesper Joergensen, quien ha sido declarado mentalmente incompetente para ser juzgado en repetidas ocasiones.

Payne sugirió que le gustaría que Joergensen, quien estaba ilegalmente en Estados Unidos cuando fue acusado de iniciar el incendio que destruyó más de 140 viviendas en el sur de Colorado, fuera deportado.

“Creemos que la custodia de ICE será el próximo paso aquí”, dijo Payne, quien agregó que los fiscales aún deben contactar a las víctimas del incendio para las consultas requeridas.

Payne no devolvió un mensaje telefónico en busca de comentarios adicionales.

El juez Gregory Lyman consideró retirar los cargos contra Joergensen hace aproximadamente un año, si podía ser deportado, como habían instado sus abogados.

Pero Lyman abandonó la idea después de que otro fiscal le dijera que Joergensen no sería deportado si salía de la cárcel debido a los cambios en la administración de Biden que no lo convertirían en una prioridad para el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU., o ICE.

En cambio, Lyman ordenó que Joergensen fuera enviado al Instituto de Salud Mental de Colorado en Pueblo, donde los pacientes pueden ser medicados a la fuerza si un juez está de acuerdo en que se cumplen ciertos criterios legales.

En agosto, otro juez permitió que Joergensen fuera medicado por la fuerza para tratar su importante trastorno de personalidad y su trastorno delirante en el hospital estatal de salud mental, pero revocó la orden en diciembre después de que intervinieran los abogados de Joergensen.

Según una presentación judicial de los abogados de Joergensen que buscan desestimar el caso, Joergensen mostró "ligeras mejoras" después de tomar el medicamento él mismo en el hospital, para evitar que se lo administraran a la fuerza.

Sin embargo, sus abogados argumentaron que probablemente retrocedería después de ser enviado de regreso a una cárcel del condado donde permanecería mientras fuera juzgado porque la cárcel no tiene personal para medicar a la gente a la fuerza.

Contáctanos