Familia de Colorado asesinada

Sentencian a Alex Ewing, ”el asesino del martillo” a cadena perpetua por la muerte de Patricia Smith en 1984

Telemundo

DENVER - Alex Ewing de 61 años fue sentenciado este martes a cadena perpetua después de que un jurado del condado Jefferson lo declarara culpable por el asesinato de una mujer de Lakewood en el año 1984.

El 7 de abril, Ewing fue declarado culpable por asesinar con un martillo a Patricia Louise Smith de 50 años, en su casa en Lakewood. Smith también fue agredida sexualmente.

Ewing ya había sido sentenciado a tres cadenas perpetuas consecutivas por asesinar a tres miembros de una familia de Aurora, Colorado con un martillo también en el 1984.

En la corte el martes, la familia de Smith la describió como una excelente madre, abuela, vecina, amiga y miembro de la comunidad.

“Ahora podemos pasar a celebrar la hermosa vida de mi madre de la forma en que ella hubiera querido que lo hiciéramos”, dijo Chery Lettin, la hija de Smith.

Ewing fue condenado previamente en agosto por matar a golpes a tres miembros de la familia Bennett en el condado de Arapahoe seis días antes del asesinato de Smith. Ya fue sentenciado a tres cadenas perpetuas consecutivas por su condena en ese caso.

ASESINATO DE LA FAMILIA BENNETT EN AURORA

Ewing fue condenado el 6 de agosto por un cargo de asesinato en primer grado después de un juicio de dos días en el que los fiscales sostuvieron que usó un martillo y un cuchillo para matar a Bruce Bennett, de 27 años, su esposa Debra, de 26, y su hija Melissa en la propia casa de la familia.

Melissa Bennett también fue violada, dijeron los fiscales. Otra hija, Vanessa, de entonces 3 años, también fue golpeada en la cabeza con un martillo pero sobrevivió al ataque.

Se espera que el juicio de Alex Christopher Ewing comience el lunes y dure tres semanas. Está acusado de matar a tres miembros de la familia Bennett.

El juez de la corte de distrito del condado de Arapahoe, Darren Vahle, le dijo a Ewing el martes que los crímenes por los que fue condenado eran los peores que había visto en un cuarto de siglo de ejercer la abogacía, informó The Aurora Sentinel.

Ewing fue identificado como sospechoso en 2018 a través de pruebas de ADN mientras estaba encarcelado en Nevada, donde fue declarado culpable de atacar a una pareja en el suburbio de Henderson en Las Vegas en 1984 con el mango de un hacha en su habitación.

Los resultados de una muestra de ADN tomada de Ewing se vincularon con el ADN desarrollado años más tarde a partir de pruebas tomadas de las escenas de los asesinatos de Colorado. Ewing no habló durante la audiencia de sentencia.

La evidencia de ADN tomada de una botella de agua utilizada por el ahora sospechoso durante un vuelo ayudó a los investigadores a resolver un caso sin resolver durante décadas.

Varios miembros de la familia Bennett leyeron declaraciones durante la audiencia del martes, incluida Vanessa Bennett Schulz, ahora de 41 años.

"Estoy seguro de que mis padres y mi hermana eran grandes personas, pero es lamentable que no recuerde nada de ellos", dijo Bennett Schulz. "No solo perdí a mis padres y a mi hermana, perdí mi confianza en la gente".

La madre de Bruce Bennett, Connie Bennett, de 87 años, le pidió al juez la sentencia máxima. Ella había testificado que descubrió el cuerpo ensangrentado de su hijo dentro de la casa después de que él y su esposa no se presentaron a trabajar.

"Algunas personas pueden llamarlo un animal", dijo de Ewing. "Pero no lo haré porque creo que los animales tienen un propósito en este mundo".

La joven soldado Vanessa Guillén fue asesinada a martillazos en Texas y a un año de su muerte es muy poco lo que se sabe de su crimen.
Contáctanos