Caso Temixco se complica: audios inculpan a la policía

Agentes municipales serían los responsables de la muerte de seis, incluido un bebé.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La evidencia podría demostrar que la policía ejecutó a la familia de un presunto narcotraficante.

    (Published jueves 7 de diciembre de 2017)

    Ls conversaciones fueron supuestamente realizadas entre un hombre y una mujer cuya ubicación es desconocida y otro que presuntamente estaba dentro de la casa mientras se registraba una balcera entre policías municipales de Morelos y supuestos miembros de un grupo criminal: 

    Mujer - Que diga que ya se van a entregar.
    Hombre - Di que ya te vas a entregar, nene, para que ya quede grabado.
    Hombre dentro – Sí, sí, ya ahorita, nada más que me den zapatos.

    En el ambiente de la primera grabacion se escucha por lo menos un bebé y varias mujeres, y como voz principal la de alguien a quien le decian "nene" y narró lo que ahí estaba pasando. 

    Hombre dentro – Sí, güey, nada más llegaron tirando y están de mamones aquí, que nos van a matar… ¡ira! ¡ira! ... Denos chance, nomás estamos cambiando a los niños, ¡ya! ¡Brenda, pásame unos zapatos! 

    La escena habría ocurrido la semana pasada en Temixco, Morelos, cuando un grupo de seis policías municipales seguían a un supuesto miembro de una organización criminal, quien aseguran, los recibió a balazos. 

    "Se vieron obligados a repeler la agresión", dice Alberto Capella, comisionado de Seguridad de Morelos. 

    En el lugar, cuatro mujeres, un adolescente y un bebé de tres meses murieron, y uno de los sobrevivientes es quien presuntamente se escucha en las grabaciones.

    Hombre – "Nene".
    Hombre dentro – Hey.
    Hombre – Ira, ahorita borras la llamada, ya quedó grabado, les dices. Yo ya grabé todo lo que están diciendo, ¿sale? Para que no vayan a buscar mi número y no sepan a quién le mandaste. 

    Los audios fueron presentados como prueba por la defensa de los sobrevivientes, entre ellos un presunto narcotraficante, quienes al igual que los policías implicados fueron puestos en libertad. 

    La defensa de los supuestos agredidos insistirá en los tribunales en que los policías actuaron con fuerza excesiva. 

    "Les piden que se entreguen y les dan un tiempo, cuando ven que no salen, entonces comienzan a disparar", dice Juan Manuel Cuellar, abogado de los sobrevivientes. 

    Mientras, la seguridad de los mandos policiacos y los elementos que participaron en el opertivo fue reforzada ante las amenazas difundidas en mantas que aparecieron colgadas en el estado de Morelos.