Personal de salud puede no atender a personas LGBT+

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    5 Ways Obesity Affects Your Health
    Getty Images / Archivo
    La decisión del Congreso de Nuevo León ha ocasionado críticas y protestas.

    MONTERREY - Gracias a la recién reformada Ley Estatal de Salud, los médicos del estado de Nuevo León podrán negarse a atender a personas de la comunidad LGBT+, migrantes, mujeres que quieran abortar y pacientes con VIH.

    Ello gracias a que los legisladores estatales autorizaron que se haga valer la objeción de conciencia, es decir, que pueden abstenerse a realizar alguna práctica o actividad que no sea acorde a la ética, valores o religión que el profesional de la salud profese, sin que haya una sanción legal.

    "La objeción de conciencia es el derecho consistente en la negativa a realizar determinados actos o servicios derivados de una orden de autoridad o de una norma jurídica cuando éstos contradicen los propios principios éticos o morales", explica el Congreso local en un comunicado.

    La objeción de conciencia aplica para médicos y enfermeras, y no únicamente en el caso de la atención a personas de la comunidad LGBT+, sino también a migrantes, pacientes con VIH y mujeres que quieran abortar.

    Apenas en marzo, los legisladores de Nuevo León aprobaron por mayoría una reforma que garantiza la vida desde la concepción hasta la muerte natural, modificación que penaliza el aborto en la entidad.