Fiscalía: Lubitz habría ocultado enfermedad

84483345

BERLIN - El copiloto de Germanwings Andreas Lubitz parece haber ocultado a su empleador las pruebas de una enfermedad, incluyendo que un médico le excusó de trabajar el día en que estrelló un avión de pasajeros contra los Alpes, según dijeron el viernes fiscales alemanes.

Los indicios provienen del registro de las viviendas de Lubitz en dos ciudades alemanas, donde las autoridades buscaban una explicación de por qué estrelló el Airbus A320, matando a las 150 personas que iban a bordo.

[Tragedia en los Alpes: útimos segundos de pánico y gritos]

En un comunicado por escrito, el portavoz de la fiscalía Raif Herrenbrueck indicó que varias notas rotas del día del siniestro "apoyan la hipótesis preliminar actual de que el fallecido ocultó su enfermedad de su empleador y sus colegas".

Estas notas de enfermedad, en las que los médicos excusan a sus empleados de trabajar, son habituales en Alemania y se conceden también por enfermedades menores. Herrenbrueck dijo que otros documentos médicos encontrados indicaban "una enfermedad preexistente y tratamiento médico apropiado", pero no una nota de suicidio.

 

Lubitz, relajado en el Golden Gate de San Francisco en esta foto tomada de Facebook,  ha sido identificado como el copiloto del vuelo siniestrado.

 Tampoco había indicio de que hubiera motivaciones políticas o religiosas para las acciones de Lubitz.

Germanwings, una filial de Luthansa, declinó hacer comentarios sobre la nueva información.

Los investigadores se llevaron varias cajas del apartamento de Lubitz en Duesseldorf y la casa de sus padres en Montabaur, cerca de Fráncfort.

Una fuente alemana de aviación dijo el viernes a Associated Press que el expediente de Lubitz en la Oficina Federal de Aviación contenía una nota "SIC", lo que implica que necesitaba "evaluación médica regular específica". Esa nota podría referirse tanto a un problema de salud físico como mental, pero la fuente -que habló bajo condición de anonimato al no estar autorizada a difundir la información- dijo que el archivo no aclaraba cuál.

Los ultimos segundoslOS {Sin embargo, los vecinos del copiloto describieron a un hombre en excelente estado de salud.

"Definitivamente no fumaba. Se cuidaba mucho. Siempre salía a correr. No estoy seguir de si corría maratones, pero estaba muy sano", dijo Johannes Rossmann, que vivía a unas pocas casas de distancia de la vivienda de Lubitz en Montabaur. Los fiscales de Duesseldorf, que lideran el lado alemán de las pesquisas, declinaron hacer comentarios sobre las noticias con fuentes anónimas, indicando que el proceso sigue en marcha.

El director ejecutivo de Lufthansa, Carsten Spohr, dijo que se había producido un receso de "varios meses" durante la formación de Lubitz hace seis años, pero no entró en detalles. Tras ese descanso, indicó, Lubitz "no sólo pasó todas las pruebas médicas, sino también su formación de vuelo, todas las pruebas y controles de vuelo".

TRAGEDIA EN LOS ALPES: en una cabina como ésta se fraguó la muerte de 150 personas. MIra aquí nuestro álbum de fotos sobre esta tragedia. También puedes hacer click en la foto.

La Administración Federal de Aviación (FAA) estadounidense había entregado a Lubitz un certificado médico de tercera clase. Ese certificado requiere descartar problemas psicológicos como psicosis, trastorno bipolar y trastorno de personalidad, "que son lo bastante severos como para haberse manifestado de forma repetida en acciones visibles".

Ese documento también implica que no se determinó que sufriera ningún problema mental que "haga a la persona incapaz de realizar con seguridad los deberes o ejercitar los privilegios" de una licencia de piloto.

Los investigadores franceses que dirigen la investigación del siniestro creen que el joven, de 27 años, se encerró en la cabina y estrelló a propósito la nave, contra las montañas el martes durante un vuelo entre Barcelona y Duesseldorf.

Germanwings, una operadora de bajo coste del grupo Lufthansa, estableció en Marsella un centro de asistencia a las familias de las víctimas.

"En estas horas oscuras, toda nuestra atención recae en el apoyo emocional a los familiares y amigos de las víctimas del vuelo 9525", indicó el director ejecutivo de la operadora, Thomas Winkelmann.

MISTERIOS HISTORICOS: el paso del tiempo nos ha dejado grandes enigmas, y entre ellos figura la desaparición de la pionera aérea Amelia Earhart mientras sobrevolaba el Pacífico en 1937. Encuentra aquí otros grandes misterios históricos que siguen sin explicación, o haz click en la foto.

Muchos parientes de las víctimas visitaron el jueves un claro en las montañas donde las autoridades francesas establecieron una carpa para que las familias puedan ver hacia el sitio del choque, tan empinado y traicionero que sólo puede alcanzarse luego de un largo recorrido a pie o deslizándose en una cuerda desde un helicóptero.

La familia de Lubitz está en Francia, pero se le mantuvo separada de las otras, informó Robin. Investigadores alemanes registraron su apartamento y la casa de sus padres en Montabaur, Alemania, donde las cortinas estaban cerradas.

El recuento del fiscal provocó que se actuara rápidamente con el fin de implementar normas más estrictas en las cabinas de mando, y exhortaciones para que haya más.

A las aerolíneas en Europa no se les exige tener dos personas en la cabina en todo momento durante un vuelo, a diferencia del procedimiento estándar en Estados Unidos, el cual fue modificado después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 para requerir que un auxiliar de vuelo asuma el sitio de un piloto cuando éste se retire brevemente de su asiento.

Canadá y las aerolíneas más grandes de Alemania, incluidas Lufthansa y Air Berlin, así como las líneas de bajo costo easyJet y Norwegian Air Shuttle, anunciaron nuevas normas que requieren que dos tripulantes siempre estén presentes.

Algunos expertos dijeron que incluso dos es insuficiente, y pidieron que las normas requieran que haya tres.

Contáctanos