centro nocturno en Denver

Revocan licencia de operación al centro nocturno Beta en Denver

Tras varios meses de investigaciones y auditorias, este miércoles el Oficina de Impuestos Interiores y Licencias de la ciudad y condado de Denver tomó una decisión final en cuanto al futuro del conocido bar y centro nocturno Beta localizado en la cuadra 1900 de la calle Blake.

Telemundo

La ciudad emitió una revocación de la licencia de operación del establecimiento, es decir que no podrán seguir operando como centro nocturno dentro de la ciudad y condado de Denver.

Esta decisión llega luego de varios meses después de que las autoridades realizaran una investigación extensa que involucro a oficiales encubiertos. Una investigación en la cual supuestamente se encontró evidencia de violencia, distribución de drogas, consumo de alcohol después de las 2 de la madrugada, violaciones a códigos de incendios, entre otros, según documentos proporcionados por la ciudad de Denver a Telemundo Denver.

Ante estas acusaciones, el dueño del establecimiento Hussam Kayali, mejor conocido como Valentes Corleons, dijo lo siguiente a Telemundo Denver a través de correo electrónico.

“Esto no se trata de ninguna de los problemas expresados actualmente en redes sociales. Incluso el oficial de audiencia fallo en presentar evidencia que respaldaran esas alegaciones en contra del centro de eventos Beta. Esto no se trata de violencia, pandillas, drogas o crimen. Las personas y la comunidad están en contra mía porque tengo Afroamericanos y Latinos para mi audiencia y clientes. La asociación de vecinos con la ayuda del Oficina de Impuestos Interiores y Licencias han prometido en múltiples ocasiones en destruirme y a lo que estoy construyendo como inmigrante y minoría porque acepto a clientes que son Afroamericanos y Latinos y yo toco la música que ellos prefieren. La ciudad ha dicho abiertamente que harán lo que sea para hundir mis establecimientos, asesinar mi carácter y tomar todas mis licencias. La comunidad de Lodo, esta aun perdida en los días de Jim Crow donde las minorías no eran permitidas ser dueños de lo que el gobierno no aprobaba. Ha sido una constante batalla de cinco años.”

Esta es la primera vez que la ciudad de Denver, según nos comenta el portavoz de la Oficina de Impuestos Interiores y Licencias de Denver, Eric Escudero, que se revoca la licencia de operación a un negocio desde que a Cheeky Monk se les revoco en el 2017.  

Escudero en un correo electrónico confirmo que Kayali además tiene una transfiero de propiedad pendiente de una licencia de venta y consumo de alcohol bajo su nombre en el lugar formalmente conocido como Chapultepec Bar en la 1962 de la calle market. Dice, además, que hay otras licencias de alcohol bajo el nombre de Kayali que han sido transferidas recientemente a otras personas. Esto incluye la reciente petición de transfiero de la licencia del lugar Cabin Tap House, pero después de las acciones administrativas tomadas en contra de Beta Night-club, el, nos dice Escudero, retiro la solicitud en diciembre.

Escudero además confirma que Kayali es dueño del edificio de The Cabin Taphouse, lugar donde ocurrió el mas reciente tiroteo mortal el pasado primero de enero, donde cuatro personas fueron baleadas, y dos de ellas perdieron la vida. Por este caso, la Oficina de Impuestos Interiores y Licencias de Denver, de inmediato puso una orden de de suspensión de emergencia a este lugar. Documentos proporcionados por la ciudad afirman lo siguiente:

“Las actividades disruptivas e ilegales asociadas con el establecimiento autorizado han creado condiciones inseguras y peligrosas y el funcionamiento continuo del lugar de esta manera sería un peligro para la salud pública, el bienestar y seguridad de la comunidad.”

Escudero nos explica que no será hasta que el caso sea revisado en audiencias o auditorias, se emita una recomendación a las autoridades, se presenten testimonios y evidencias, que el departamento tomará una decisión final en cuanto al futuro de este negocio y agrega que esta es la primera vez que se presenta una suspensión de licencia alcohol desde Cold Crush en el 2016.

Al preguntar si habría otras situaciones similares en sitios similares en Denver, Escudero dijo no poder hablar de investigaciones activas, pero si comentó que habría consecuencias para las empresas que pongan en peligro a la comunidad y seguirán trabajando con la policía de Denver y la Oficina de la Fiscalía de Denver para responsabilizar a quienes violen las reglas y regulaciones por actividades ilegales.

La calle Blake conocida por su vida nocturna, ha sido blanco de recientes hechos violentos, como el pasado primero de enero. Cuatro personas resultaron baleadas, dos de ellas murieron en el lugar de los hechos. Las víctimas fueron identificadas por la oficina del médico forense de la ciudad de Denver como Devonte Phillips de 24 años y Hiyaw Zewdie de 29 años.

Según informes de la policía de Denver, sobre la calle Blake, específicamente sobre la intersección de la cuadra 1900, durante el 2019 hubo un total de 20 crímenes contra personas (asesinatos, agresiones físicas y sexuales, entre otros), en el 2020 hubo 10 pero en el 2021, se dispararon a 49.

En cuanto a crímenes a propiedades, como robo, incendios provocados, hurto, fraude, robo de autos, entre otros, en el 2019 hubo un total de 18 casos, en el 2020, hubo 16 y en el 2021, subieron a 32 crímenes de este tipo.

Los crímenes en contra de la sociedad, como violaciones al consumo de drogas o narcóticos, y violaciones a leyes de armas de fuego, entre otros, también subió de 1 incidente en el 2019 y 2020 a 10 solo en el 2021.

Otros crímenes como conducta desordenada invasión criminal de propiedad, ebriedad, también aumentaron de 13 en el 2019, a tener 2 en el 2020 y 21 en el 2021.

Cabe mencionar que, durante la mayor parte del 2020, negocios como centros nocturnos y bares se mantuvieron cerrados debido a la pandemia por lo que la actividad nocturna era casi nula.

Contáctanos