Colorado

Segundo oficial absuelto tras la muerte de Elijah McClain, quien fue sometido a una llave de cuello e inyección de ketamina

El jurado encontró al oficial de Aurora, Nathan Woodyard, no culpable de homicidio y homicidio culposo tras un juicio de semanas en el tribunal de distrito estatal.

Telemundo

DENVER, Colorado - Un segundo oficial del área de Denver fue absuelto el lunes en el caso de la muerte de Elijah McClain en 2019, quien fue sometido a una llave de cuello e inyectado con ketamina después de ser detenido por la policía mientras caminaba a casa desde una tienda.

El jurado encontró al oficial de Aurora, Nathan Woodyard, no culpable de homicidio y homicidio culposo tras un juicio de semanas en el tribunal de distrito estatal. Hubiera enfrentado años de prisión de haber sido condenado.

La madre de McClain, Sheneen McClain, quien estaba en la sala del tribunal, secó las lágrimas de sus ojos después de que se leyó el veredicto.

La abogada defensora, Megan Downing, dijo: "Creemos que fue el veredicto correcto, aunque no fue fácil".

El caso recibió poca atención hasta que las protestas por el asesinato de George Floyd en Minneapolis en 2020 provocaron una renovada indignación por la muerte de McClain. "Soy introvertido y diferente", fueron las palabras suplicantes del joven afroamericano de 23 años, captadas en un video de cámara corporal de la policía, que conmovieron a la opinión pública.

Un juicio anterior contra otros dos oficiales resultó en un veredicto dividido, con uno condenado por homicidio y agresión en tercer grado y el otro absuelto.

McClain murió después de ser sometido a una llave de cuello por Woodyard. Fue inmovilizado en el suelo por el ahora absuelto y varios otros oficiales antes de ser inyectado por los paramédicos con una sobredosis de ketamina.

Los abogados de la defensa enfatizaron que Woodyard no estaba presente durante los minutos cruciales en que empeoró la condición de McClain. Las imágenes de la cámara corporal vistas por los jurados mostraron a Woodyard alejándose durante parte del enfrentamiento. Dos paramédicos esperan juicio a finales de este mes.

En 2019, un fiscal local decidió no presentar cargos criminales debido a que la oficina del forense no pudo determinar exactamente cómo murió el joven. Pero en 2020, el gobernador de Colorado, Jared Polis, ordenó a la oficina del fiscal general del estado, Phil Weiser, que revisara el caso y un gran jurado acusó a los oficiales y paramédicos en 2021.

Los asesinatos de McClain, Floyd y otros desencadenaron una ola de legislación que limitó el uso de llaves de cuello en más de dos docenas de estados. Colorado ahora indica a los paramédicos que no administren ketamina a personas sospechosas de tener una controvertida condición conocida como delirio excitado, que presenta síntomas que incluyen un aumento de la fuerza y ha estado asociada con sesgos raciales contra hombres afroamericanos.

A diferencia de los primeros dos oficiales que fueron juzgados, Woodyard declaró durante su juicio. Testificó que aplicó la llave de control carotídeo a McClain porque temía por su vida después de escuchar al joven decir: "Tengo la intención de recuperar mi poder". También afirmó que escuchó a otro oficial decir: "¡Acaba de agarrar tu pistola, amigo!".

McClain fue detenido el 24 de agosto de 2019 mientras caminaba a casa desde una tienda de conveniencia en una noche de verano, escuchando música y usando una máscara que cubría la mayor parte de su rostro. La detención policial se volvió rápidamente física después de que McClain, aparentemente sorprendido, pidió que lo dejaran en paz. No se le acusó de cometer ningún delito.

Woodyard y otros oficiales dijeron a los investigadores que redujeron a McClain después de escuchar al oficial Randy Roedema decir: "¡Agarró tu pistola, amigo!". Roedema dijo más tarde que el objetivo era la pistola del oficial Jason Rosenblatt.

Los paramédicos inyectaron ketamina a McClain mientras Roedema y otro oficial que no fue acusado lo mantenían en el suelo. El joven sufrió un paro cardíaco de camino al hospital y murió tres días después.

Roedema fue condenado a principios de este mes por los cargos menos graves que enfrentaba, lo que podría llevar a una sentencia que varía desde libertad condicional hasta tiempo en prisión.

Rosenblatt fue absuelto de todos los cargos. Su abogado dijo que el oficial más joven en la escena fue utilizado como chivo expiatorio en un proceso impulsado por la política.

En ambos juicios, la defensa trató de atribuir la culpa de la muerte de McClain a los paramédicos Jeremy Cooper y Peter Cichuniec. Sin embargo, mientras que los abogados del primer juicio sugirieron que McClain tenía cierta responsabilidad en su deterioro médico al resistirse a la policía, la defensa de Woodyard parecía más comprensiva con el joven.

Woodyard dijo que colocó su brazo alrededor del cuello de McClain y aplicó presión en los lados para detener el flujo de sangre al cerebro de McClain y dejarlo brevemente inconsciente. La técnica, conocida como llave de control carotídeo, estaba permitida en ese momento, pero posteriormente fue prohibida en Colorado, uno de los más de 20 estados que tomaron medidas para limitar las restricciones al cuello después del asesinato de Floyd.

Los fiscales refutaron que McClain intentó agarrar alguna vez la pistola de un oficial y que esto no se ve en las imágenes de la cámara corporal.

En 2021, la ciudad de Aurora acordó pagar $15 millones para transar una demanda presentada por los padres de McClain.

Contáctanos